Cartón del Monero, Alfonso Cano Maa

– Las huestes del pasado tienen el control del Congreso, dice el PAN
– Se equivocan quienes quieren una guerra adelantada por la gubernatura 2022: JAO

La velocidad irrefrenable con que transcurre el sexenio de la alternancia en Durango, y el contexto que ahoga irremediablemente las proyecciones de mantenerse en el poder luego del 2022, ha dejado expuesta la debilidad de la casta gobernante y de su comandante en jefe, quien en los últimos días ha sido calificado como un político de bajo perfil.

La alcantarilla abierta en el la Secretaría de Desarrollo Económico y la separación temporal de su titular Ramón Flores Dávila y definitiva de María José Santiesteban en el plano municipal, por la adjudicación del “Fondo Durango” a líderes empresariales, funcionarios y amigos, colocó al ejecutivo en un alto grado de vulnerabilidad.

La reacción de dos de sus “cartas fuertes” ante el pleno legislativo deja ver la situación en la que sus adversarios los han colocado. Por un lado el delfín de José Rosas Aispuro Torres, Juan Carlos Maturino, ante la inminente reforma de la Ley Orgánica del Congreso para darle vida a las “Coaliciones Parlamentarias” como una nueva forma de organización de los legisladores, les dijo:
“Basta de atropellos, basta de querer mantenerse en el poder para servirse a sí mismos, basta de romper la palabra empeñada, basta de seguir queriendo vender una ilusión de algo que no debería existir en este Congreso”.

Lejos estaba el diputado Maturino de pensar ese miércoles 29 de mayo, que unos días después les estallaría en las manos el SEDECO-GATE y que su discurso completo ante los parlamentarios le caería completito en la cara.

Perdida esa primera batalla, el segundo alfil de Jefe del Ejecutivo hizo su aparición en la reunión de la sesión permanente del martes 2 de junio, allí el panista Antonio Ochoa Rodríguez, calificó la reforma de la Ley Orgánica -que dio vida a las “Coaliciones Parlamentarias- como un asunto inconstitucional, calificó de grave y vergonzosa para la historia del Congreso la votación que dio vida a la nueva figura parlamentaria.

Y fue más allá al denunciar que los integrantes de la bancada del Partido del Trabajo y de MORENA, “conforman el grupo parlamentario de Rafael Herrera Piedra, alias “Don Corleone”, quien no permite que la bancada de Acción Nacional (PAN) llegue a presidir el tercer año de la Junta de Coordinación Política del Congreso, “le tienen miedo al (PAN) partido”, aseguró.

Recordó que el pasado 1 de septiembre de 2018, la diputada Sandra Amaya (MORENA), Esteban Villegas (PRI) y Carlos Maturino (PAN), firmaron de su puño y letra presidir la JUCOPO un año cada uno, sin embargo –dijo- hoy les gana la ambición y el interés político por continuar en la coordinación política del Congreso.

Y en franca alusión a los que considera huestes del ex convicto Rafael Herrera Piedra, hombre fuerte y primo hermano del ex gobernador Jorge Herrera Caldera, les advirtió que “se equivocan los que intentan desatar una guerra adelantada contra el gobierno y contra el pueblo de Durango por intereses mezquinos, que evidencian solo la ambición por el poder. Durango conoce a los emisarios del pasado, sus estrategias y sus métodos de control, los conocemos porque los padecimos durante largo tiempo”.

Insistió en que los hombres de la legión del pasado tratan con mentiras y descalificaciones, adelantar los tiempos políticos, pensando en las próximas elecciones y no en los duranguenses.

“En Acción Nacional nos queda claro que su avaricia está sobre la legalidad de sus actos, aprobar un dictamen que tiene como fin mantener indebidamente a los diputados del grupo parlamentario de “Don Corleone” y sus aliados en la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, es agandallar”.

Y aunque pareciera que la alusión a los hombres del pasado es solo un lapsus de hombre trasnochado, tiene sustento, si se toma en cuenta que a los miembros del equipo gobernante les han pasado de noche los movimientos de sus adversarios, principalmente al que Antonio Ochoa señala de manera directa.

Basta observar sus movimientos desde el momento en que este gobierno lo dejó en libertad, y la reincorporación de quienes había dejado en el desamparo, y que hoy integran por doquier espacios de análisis y noticias, estableciendo alianzas, aun en aquellos medios en donde la barra de noticias y análisis le cuesta de manera íntegra al gobierno del estado.

La ceguera política del PAN, de su novel dirigente Verónica Pérez y de su principal pieza política en el estado -el gobernador- no les ha dejado claro que el COVID-19 les pulverizó el único año que les quedaba para restaurar sus bonos antes de concluir el sexenio, de pensar en posicionar su gobierno y su gobernador, como el personaje que pasaría a la historia no solo como el que logró sacar al PRI del gobierno, sino como el artífice de un mejor tiempo para Durango. Pero en cambio han dejado al descubierto el rostro de la corrupción, el influyentismo y de un gobierno solo para ellos, su familia y sus amigos.

Lo que le deje su acción en favor de la pandemia será el último recuerdo del imaginario colectivo de sus gobernados, porque en 2021 y 2022 por ley estará impedido para promocionarse, salvo los pequeños periodos previos a su informe de gobierno.

LA FALTA DE HUEVOS; CORTINA DE HUMO
“Como en el Partido Acción Nacional tenemos muchos…(huevos). Les venimos a entregar este artículo (huevos) que tenemos para dar y para repartir. Aquí se los vamos a dejar”, dijo el diputado Antonio Ochoa Rodríguez tras colocarlos casi en manos de la diputada Sandra Amaya del partido MORENA.

Quien reaccionó: “No hay nada peor que un hombre mustio y vulgar. Este momento es el menos indicado para ceder el control absoluto al PAN del Congreso, después de lo sucedido con el fondo en Durango en SEDECO y la manera en cómo fue entregado el recurso a funcionarios estatales y municipales, así como a empresarios afines al gobierno del estado.

(…) Es decepcionante ver como desde la desesperación e incapacidad para generar acuerdos, el PAN salga a denostar y pretenda comunicar con huevos lo que debieron haber repartido desde el primer día de la legislatura.

Ni MORENA ni los demás partidos seremos comparsas de los malos manejos del recurso público que se ha hecho en SEDECO para beneficiar con créditos a millonarios y a unos cuantos, habiendo tantos pequeños negocios y empresas que hasta con un 5% de lo autorizado a los presidentes de las cámaras o a sus familiares hubieran logrado sostenerse y sacado adelante a sus negocios y a sus familias.

La sociedad duranguense no está para aguantar la actitud descarada de los amigos del gobierno para quitarle a los que menos tienen, porque de ser así nos demuestras que no son como lo que fueron los anteriores, son perores”.

Todo indica que la falta de huevos de Sandra Amaya y el exceso de Antonio Ochoa, fue suficiente no solo para configurar el delito de violencia de género, y que bien hizo la diputada en denunciarlo. Sin embrago, el tema de los huevos tomó tal importancia que fue superior al escándalo del SEDECO-GATE, convirtiéndose en una cortina de humo ante el mayúsculo escándalo de la repartición de recursos a los amigos y familiares que de manera parcial concluyó en la salida del titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y no de los miembros del Consejo Técnico que son los mismos empresarios beneficiados, a quienes el gobernador les reiteró su confianza para la redistribución de los créditos.

“COALICIONES PARLAMENTARIAS”
Si bien en septiembre del 2018 los coordinadores parlamentarios de MORENA, PRI y PAN, firmaron un acuerdo para encabezar un año la Junta de Gobierno y Coordinación Política, que permitió que la diputada Sandra Amaya de MORENA encabezara inicialmente la JUCOPO y posteriormente Esteban Villegas del PRI; la debilidad política mostrada por el gobierno de José Rosas Aispuro Torres y su equipo gobernante, dio pie a que sus adversarios políticos los dejaran sin la posición del tercer año de ejercicio legislativo, que les permitiría desde el Congreso apoyar la transición del gobierno del PAN.

Y es que desde el pasado 18 de septiembre el diputado Otniel García Navarro, en compañía de diputados del PT y de MORENA presentaron iniciativa de reforma a la Ley Orgánica del Congreso del Estado para reformar algunos artículos que impactan la forma de agruparse los parlamentarios y que dio lugar al nacimiento de la figura de “Coaliciones Parlamentarias”.

Figura que será invocada por PT y MORENA, que con mayoría absoluta (14 diputados), podrán decidir quien presida la Junta de Gobierno y Coordinación Política, el próximo mes de agosto que concluya el periodo del priista Esteban Villegas Villarreal.

Esa nueva figura fue aprobada por la mayoría absoluta de MORENA y PT, la abstención de los priistas y el voto en contra del PAN.

De esta forma se esfuma el sueño de José Antonio Ochoa de llegar a esa posición, luego que el Jefe del Ejecutivo decidió un nuevo futuro para el coordinador parlamentario de su partido, Carlos Maturino.

Y aunque anuncia el PAN que impugnará la nueva figura, no se sabe si los huevos del PAN alcancen para echar atrás la reforma.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here