Estaba viendo una declaración de la encargada del Instituto de Salud Mental del Estado, Soledad Ruiz Canaán, y me llamó la atención el dato que ella daba a conocer: “7 de cada 10 familias sufren irritabilidad y violencia en hogares predominantemente pobres”, por la depresión y el estrés, esto debido al confinamiento que ha decretado el gobierno mexicano por la presencia de la covid_19. Indudablemente el ambiente se vuelve terrible cuando falta de comida en la mesa y el tamaño de las viviendas muy reducido; el desempleo y la falta de recursos económicos juegan un papel importante en el aumento de estos males. Ante la crisis, muchas trabajadoras domésticas de las zonas rurales cercanas a la capital fueron despedidas sin darles ninguna liquidación, la gran mayoría no cuenta con ninguna prestación, la contingencia sanitaria las ha dejado en el absoluto desamparo y no reciben ningún tipo de apoyo.
Con el crecimiento de la ciudad de Durango, muchos obradores que producen ladrillo quedaron ubicados dentro de la zona urbana, las obras de construcción detuvieron su actividad, y como gran parte de la mano de obra que predomina en Durango es la relacionada con la construcción, los albañiles se quedaron sin trabajo, al igual que las constructoras locales paradas, incluso hay quienes se ven forzadas a vender parte de su maquinaria para subsistir. Los tianguis poco a poco han cerrado, por falta de clientes, pero también por presión de la autoridad, aunque algunos obligados por la necesidad han reabierto porque el Ayuntamiento no les ha entregado el apoyo que les prometió. Los boleros ubicados en las plazas del centro histórico protestaron afuera de las oficinas del municipio y se fueron con las manos vacías.
Las líneas de transporte público cambiaron rutas y gran parte de sus unidades dejaron de circular, los chóferes se inconforman por la falta de trabajo, se quejan de sus líderes sindicales, “siempre damos nuestras cuotas al sindicato, ahora que necesitamos ni se aparecen los líderes” dijo un chófer de ruta.
Más de 500 músicos protestaron hace días, porque tienen siete semanas sin trabajar y ya no tienen alimentos en sus hogares, ellos son de los trabajadores con los ingresos más inseguros. Solicitan a la autoridad un apoyo mensual y despensa además de poder trabajar los días 9 y 10 de mayo.
Se tiene un registro aproximado de 1500 empleados a contrato en las clínicas y hospitales de la Secretaría de Salud del Estado de Durango, hasta ahorita sólo promesas para regularizar su situación laboral, algunas enfermeras dicen tener hasta siete años en esas condiciones, en redes sociales recibieron ataques por su protesta que realizaron esta semana.
Las empresas maquiladoras Yazaki instaladas en varios puntos de la entidad, hablan ya de 1500 despidos, no olvidemos que su presencia en Durango no es por el viejo cuento de que su interés es el de generar empleo (y el gobierno se cuelga de esta mentira), vienen por los bajos salarios y la facilidad de despedir a los trabajadores cuando ya no es negocio.
México se ha convertido en el socio más importante de Estados Unidos, ya que, al cierre de marzo, el mercado mexicano representó 15.3 por ciento del comercio total estadounidense, es decir, somos el país que más la compra a este vecino.
Después de México sigue Canadá, con una participación de 14.9 por ciento en el comercio de la principal economía del mundo, seguido por China con 10.1.
Por años China fue el principal socio comercial de Estados Unidos; sin embargo, a partir de la llegada de Donald Trump a la presidencia los conflictos comerciales con la potencia asiática se han incrementado, lo que ha beneficiado a México y Canadá.
La Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos (MEMA, por sus siglas en inglés) envió una carta al secretario de Estado, Mike Pompeo para presionar la apertura de las plantas de motores y autopartes en México el 12 de mayo. MEMA mencionó que la cadena de proveeduría de la industria automotriz es el más complejo y el que genera más empleos, 871 mil en EU y 893 mil en México.
El Gobierno de la 4T está en una coyuntura muy peligrosa, primero manipular las cifras de contagios y fallecidos y explicar el inicio de las plantas de suministro, pero, por otro lado, arriesgar la salud de los obreros mexicanos. ¿Tomará la decisión de apoyar a su amigo Trump o defenderá a nuestros trabajadores? Pronto lo veremos.
Por lo pronto el Movimiento Antorchista continuará con la lucha de las banderas blancas y letreros para llamar la atención de las autoridades federales y estatales, para que se implemente un plan nacional de distribución de alimentos, lucha que ha repercutido positivamente, pues cada vez somos más los que levantamos la voz por la escasez de alimentos en los hogares a raíz de la falta de recursos. La recomendación de quedarnos en casa es una medida buena pero incompleta, buena porque nos protege del contagio de la terrible enfermedad, pero más del 60 % de la población vive al día, no cuenta con ahorros, no pueden trabajar, por lo tanto, ya no tienen qué comer. Esta lucha ha demostrado que las autoridades no responden a la medida de las circunstancias, vamos a seguir con nuestra exigencia porque es justa, más duranguenses se suman al reclamo, los invitamos a continuar con la denuncia de falta de sensibilidad, somos trabajadores, sólo pedimos un apoyo necesario para pasar esta cruel etapa, pasada esta continuaremos trabajando y saliendo a la calle gritando a los cuatro vientos que México necesita otro tipo de gobierno.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here