CIUDAD DE MÉXICO.- El beisbolista Babe Ruth presentó los síntomas de la gripe española en dos ocasiones durante la pandemia de 1918 e incluso tuvo que ser hospitalizado, según revela el libro War Fever, de los autores Randy Roberts y Johnny Smith, el cual salió a la venta en marzo pasado.

La historia se ubica en Boston ese año, cuando la ciudad fue terriblemente golpeada por la pandemia. Está basada en tres personajes centrales: Ruth, el director musical Karl Muck y el estudiante de Harvard, Charles Whittlesey.

El beisbolista, conocido entonces como Coloso, iniciaba su transformación de lanzador a bateador en ese 1918, medida a la que el manager de los Medias Rojas, Ed Barrow, se vio un tanto obligado por la baja de varios de sus toleteros que se alistaron para la Primera Guerra Mundial.

Babe Ruth presentó problemas de salud luego de pasar un día de descanso en la playa, al lado de su esposa Helen, durante un domingo de primavera de 1918.

Por la noche, “se quejó de una fiebre terrible. Su temperatura subió a cerca de 104 grados (Fahrenheit), le dolía el cuerpo, temblaba de escalofríos y le dolía la garganta. Tenía todos los síntomas de la gripe”, se describe en la publicación.

Al otro día estaba contemplado para lanzar frente Cleveland, pero fue sacado de la alineación luego del estado físico en el que se presentó. El doctor del equipo le recomendó reposo absoluto durante cinco días y decidió tratarlo con un compuesto de nitrato de plata. La reacción fue fatal, ya que Ruth empeoró al grado de desmayarse y tuvo que ser llevado de emergencia al Hospital General de Massachusetts. Los rumores corrieron de que el beisbolista estaba en su lecho de muerte.

Dos días después, los reportes médicos fueron positivos.

La vitalidad de Babe Ruth y su admirable condición física lo sacaron adelante”, detalla el libro.

Ruth había jugado su último partido, antes de enfermarse, el 18 de mayo y reapareció 12 días después como bateador emergente durante el segundo partido de una doble cartelera frente a los Senadores de Washington.

El beisbolista terminó la temporada con 11 jonrones para proclamarse como líder en ese departamento.

Ruth, además, brilló como lanzador con récord de 13-7 y .22 en promedio de carreras limpias para ser jugador clave de Medias Rojas, que ganó el banderín de la Liga Americana y luego le ganó la Serie Mundial a Cachorros de Chicago.

La temporada de las Grandes Ligas no se suspendió a pesar de las condiciones complicadas que se vivían en Estados Unidos por la emergencia médica y los estragos de la guerra. Sólo fue recortada y concluyó el 11 septiembre con el título de Medias Rojas.

En el libro se menciona que la realización de la Serie Mundial, entre otros eventos donde hubo una importante concentración de personas, pudo ser factor para que la pandemia de influenza se disparara.

Babe Ruth volvió a enfermarse, esta vez menos grave cuando estaba en su casa de Baltimore, pero miles de personas fallecieron en Boston, una de las ciudades más castigadas de Estados Unidos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here