Outsourcing enfrenta a la 4T con organismos patronales

Científico anticipa regreso a la normalidad
Pateando el bote para enfrente

En su acepción más amplia, el outsourcing es un esquema laboral por el que un patrón contrata por escrito o verbalmente a un trabajador en condiciones inferiores a las que establece la legislación, éste las acepta porque necesita el empleo y dinero. Tiene muchas variantes. En las instituciones financieras hay situaciones con una marcada diferencia: una parte del personal tiene empleo directo y el resto indirecto, es decir, está contratado a través de una empresa de outsourcing. Los empleados, y funcionarios, que están en la nómina cuentan con servicio médico privado, seguro de vida, aguinaldo, vacaciones, reparto de utilidades y estímulos. Suelen ser jefes y trabajadores con antigüedad. Los salarios y prestaciones de los empleados indirectos son incomparablemente inferiores. De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el personal de la banca múltiple sumaba 255 mil 984 elementos en noviembre de 2019; de ellos, 125 mil 437 estaban sujetos a contratos de outsourcing. La Asociación de Bancos de México forma parte del Consejo Coordinador Empresarial. Ya respingaron ante el anuncio del gobierno de la 4T de que ha enviado una iniciativa al Congreso para ordenar la subcontratación. Hablan de que el gobierno está rompiendo acuerdos anteriores. ¿Con qué funcionarios establecieron esos acuerdos y cuál es su contenido? ¿Verbales o escritos? ¿De este gobierno o anteriores? Los banqueros deben sentirse frustrados y furiosos. Hasta el sexenio anterior controlaban a los órganos reguladores: el Banco de México, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la Condusef. Están amenazando con lo de siempre: puede haber mayor desempleo. En realidad éste ya comenzó; han cerrado decenas de sucursales con motivo de la pandemia. Un factor que no puede quedar fuera de cualquier análisis: el sector financiero está en poder del extranjero en 90 por ciento o más. Algunos bancos, como BBVA, obtienen más utilidades en México que en España y Estados Unidos. Las altas comisiones y la mano de obra barata contribuyen en mucho. Sin embargo, la crisis sanitaria las ha disminuido. El desencuentro va más allá del terreno jurídico o económico. Es un asunto político. ¿Se someterá el sector financiero internacional a las reglas de la 4T, si no violan la Constitución y las leyes, obviamente, o seguirá el gobierno federal sujeto a sus necesidades, como en años pasados?

La vuelta a la normalidad

Podríamos volver a la vida normal a mediados de 2021, asegura el científico turco Ugur Sahin. No es otro buen augurio. Este científico turco sabe de lo que habla, figura detrás de la vacuna contra el coronavirus que están desarrollando los laboratorios Pfizer y BioNTech Pfizer. La semana anterior anunciaron que tiene una efectividad de 90 por ciento en la prevención de la enfermedad entre los voluntarios del ensayo que no tenían evidencia de haber sido infectados previamente. El investigador hizo su predicción en una entrevista a la cadena Sky News.

Pateando el bote

A una tasa de interés muy alta, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público llevó a cabo una operación de intercambio de deuda por más de 40 mil millones de pesos con inversionistas institucionales que participan en el mercado de deuda local. Informa que la operación se llevó a través de una recompra con vencimientos en junio y diciembre de 2021 y junio de 2022, a una tasa de 4.29 por ciento, 4.30 y 4.40, respectivamente. Esta operación de manejo de pasivos, además de alargar el perfil de vencimientos de deuda del gobierno federal, contribuye a incrementar la liquidez en el mercado de bonos gubernamentales de largo plazo, expresó en un comunicado.(No es nueva deuda, tampoco saldarla, es patear el bote hacia adelante). En primer término, la dependencia ejecutó la cancelación de valores gubernamentales por 44 mil 78 millones de pesos. Continúa haciendo falta una auditoría para saber cómo se llegó a la deuda que recibió la administración actual. También en esa esfera suele haber corrupción.

Twiteratti

Empresarios deben entender que el valor que ofrece una empresa no proviene intrínsecamente de la compañía, de su inversión o sus productos.

El valor viene de sus empleados que le aportan valor. Protéjanlos. No hay producto o servicio que sin gente se venda

Escribe @rubbistein

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa

Correo: galvanochoa@gmail.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here