La aplicación de las medidas de la Jornada Nacional de Sana Distancia ha logrado aplanar la curva de contagios del COVID-19, afirmó este martes Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud.

El funcionario señaló que esto se demuestra por el hecho de que la duplicación de casos cada vez toma más días.

“México ha tenido una duplicación inicial cada dos días (…) y luego tuvimos una inclinación drástica de la curva y empezamos a tener duplicaciones cada cinco días. Al llegar al día 40 (de la Jornada Nacional de Sana Distancia), tuvimos un cambio y estamos teniendo duplicaciones cada seis días, es decir, se está haciendo cada vez más lenta la epidemia. Esta es la razón por la que decimos que con este y otros elementos de evidencia que hemos aplanado la curva”, comentó.

López-Gatell agregó que esto no quiere decir que la representación de la curva ya sea plana, “pues eso querría decir que ya no hay epidemia”, sino que el número de contagios es mucho menor al que se tendría de no haber aplicado medidas de prevención.

“Si no hubiéramos hecho las intervenciones masivas de la Jornada Nacional de Sana Distancia, habríamos tenido muchísimos más casos y en una forma muy precipitada en el tiempo. Hemos reducido cerca del 60 al 75 por ciento de la cantidad de contagios gracias a estas intervenciones”, abundó.

La Secretaría de Salud publicó las medidas de sana distancia a mediados de marzo y su aplicación inició, de manera oficial, el 23 de marzo. La dependencia extendió estas acciones hasta el 30 de mayo tras declarar la Fase 3 de la epidemia de COVID-19 en el país.

Entre ellas, se recomienda la suspensión de actividades no esenciales; la recomendación de promover el teletrabajo; lavarse las manos con frecuencia y mantener una distancia de al menos 1.5 metros.

Hasta el lunes, México contabiliza 24 mil 905 casos confirmados y 2 mil 271 muertos por la epidemia del nuevo coronavirus.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here