Dicho cálculo considera el último precio de la mezcla mexicana reportado por la petrolera —de 18.78 dólares por barril al martes pasado— y el costo promedio ponderado de producción de la compañía en 2019, que fue de 14.2 dólares por barril, reportado ayer por Octavio Romero Oropeza, director de la petrolera nacional.

Al cierre de esta edición, Pemex no dio a conocer el precio de la mezcla nacional de exportación, y cuestionada al respecto, la oficina de comunicación no ofreció respuesta.

De acuerdo con Romero, existen algunos campos —como Teekit, Ixachi y Mulach— cuyo costo de producción está por debajo de los 4.8 dólares por barril, coincidente con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien comentó en su conferencia matutina que el petróleo se extrae actualmente con costos de hasta 4 dólares por barril.

“Ese precio es solo por producir el petróleo, ahora falta transportarlo, invertir en pozos infraestructura, impuestos. Recordemos que eso es solo opex (gastos operativos), faltan los gastos obligatorios, impuestos y el transporte que Pemex se autocobra”, dijo Pablo Medina, de Welligence.

Así, los precios del petróleo registraron ayer su tercera caída consecutiva, llevándolos a mínimos de 18 años por una menor demanda por el coronavirus y la tensión que existe en la guerra de precios entre dos productores de crudo.

El West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos perdió 4.62 dólares, o un 17.14 por ciento, para ubicarse en 22.33 dólares el barril, mientras que el Brent cerró a 26.24 dólares por unidad.

“Todo inició con la presencia del coronavirus en China, frenando sus importador de petróleo. Otro factor, fue que Rusia y Arabia Saudita no se pusieron de acuerdo para hacer recortes y equilibrar la oferta y la demanda, por último, la posible recesión económica global”, destacó Arturo Carranza, analista del sector energético.

Con información de Cristian Téllez.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here