WASHINGTON.- Un activista a favor del control de armas de fuego, padre de una de las 17 personas muertas en un tiroteo en una secundaria de Florida en 2018, fue sacado abruptamente ayer del Capitolio durante el discurso sobre el estado de la Unión del presidente Donald Trump.

Fred Guttenberg, cuya hija de 14 años, Jamie, murió en el tiroteo perpetrado en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Florida, encaró a Trump cuando el mandatario prometía defender la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que protege el derecho de los ciudadanos a poseer y portar armas.

¿Qué hay acerca de las víctimas de la violencia armada, como mi hija?”, gritó enfurecido Guttenberg al escuchar las palabras de Trump.

De inmediato, un integrante del equipo de seguridad del Capitolio se acercó a Guttenberg y lo obligó a retirarse.

El grito de este padre de familia llamó la atención de varios legisladores e invitados que atendían la ceremonia, aunque al parecer el propio Trump ni se inmutó.

La policía del Capitolio explicó posteriormente que Guttenberg fue retirado de la sala a causa de su “arrebato verbal”, estuvo brevemente detenido y que luego fue liberado.

EMOCIONES A FLOR DE PIEL
Tras el incidente, el propio Guttenberg ofreció disculpas a su familia y amigos por su comportamiento y prometió que lo hará mejor mientras continúa su lucha por hacer más estricto el control de armas en su país.

Fue una noche difícil. Interrumpí el estado de la Unión y fui detenido porque dejé que mis emociones sacaran lo mejor de mí”, reconoció el hombre en su cuenta personal de Twitter.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here