Diputados venezolanos aguardan afuera de la oficina de Guaidó en Caracas. En vídeo, declaraciones de diputadas de la oposición. FOTO: EFE | VÍDEO: REUTERS

Las fuerzas de seguridad de Nicolás Maduro han allanado este martes las oficinas de Juan Guaidó en Caracas. Mientras el líder opositor continuaba con su sorpresiva gira internacional por Europa, más de 40 funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) ingresaron encapuchados y sin una orden judicial a la Torre Zúrich, un edificio al este de la capital venezolana, donde Guaidó tiene instalado su despacho como presidente encargado de Venezuela. La oposición también ha denunciado la desaparición de Ismael León, diputado de Voluntad Popular, justo antes del inicio de la sesión diaria de la Asamblea Nacional.

Los funcionarios allanaron las oficinas de Guaidó por la tarde y permanecieron en ellas por más de cinco horas. Seguían ahí pasadas las 9 de la noche. “Sin orden, sin autorización y sin testigos, lo más probable es que intenten sembrar cualquier cosa”, ha denunciado la diputada opositora Delsa Solórzano. El hecho no es aislado. El 15 de noviembre pasado, en un procedimiento que involucró a agentes encapuchados y sin identificación, la sede de Voluntad Popular también fue allanada.

Ante el viaje de Guaidó, que viola la prohibición de salir del país que le impuso el Gobierno, el chavismo parece haber reaccionado con más represión. Con su salida del país, el presidente de la Asamblea Nacional intenta dar un nuevo impulso a su respaldo internacional, su mayor fortaleza en la puja por una transición política en Venezuela. Durante su gira, que comenzó el domingo pasado, ya se ha reunido con Iván Duque, presidente de Colombia, y con Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido. Tras su paso por Londres, Guaidó tiene programado reunirse en Bruselas este miércoles con Josep Borrell, alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, y hacer una parada en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Además del allanamiento al despacho de Guaidó, la oposición también ha denunciado la desaparición del diputado Ismael León justo antes de que se iniciara una sesión parlamentaria que, nuevamente, no pudo instalarse en el Palacio Legislativo debido a la militarización del recinto. Esta terminó realizándose en una plaza de Caracas. A las nueve de la mañana, el partido Voluntad Popular denunció que tanto su familia como sus compañeros de partido habían perdido contacto con él. León había denunciado la violencia ejercida por grupos paramilitares y de las fuerzas especiales de la policía frente a ciudadanos y periodistas.

Durante la sesión de la Asamblea, la parlamentaria Adriana Pichardo informó acerca de la desaparición de León. “Tenemos información extraoficial de que fue interceptado por una comisión de la FAES (Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Bolivariana), a la salida de la sede de Acción Democrática”, aseguró Pichardo. Al finalizar ese acto, guardias nacionales intentaron detener a los camiones que trasladaban las sillas y los equipos de sonido usados en la sesión.

El ministro de Comunicación de Maduro, Jorge Rodríguez, se refirió al allanamiento en la Torre Zurich y aseguró que era parte de una investigación por legitimación de capitales de unos empresarios dueños de las oficinas que usa Guaidó. El operativo continuó durante la noche y el edificio sigue tomado este miércoles. “Esta acción en la Torre Zurich es parte de una investigación por legitimación de capitales a las empresas Corporación Noinual y Corporacion Juma 2, propiedades de los hermanos Volante Zuloaga que, con 20 empresas de maletín tenían tremenda lavadora para blanquear dinero sucio. En esa torre Zurich funcionan unas oficinas. Los empleados del diputado saltaron hacia adelante vociferando una acción contra ellos que nunca ocurrió. ¿Mala conciencia? ¿Complicidad con los Volante Zuloaga? Lo dirá la investigación”, dijo en un hilo de tuits.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here