Camilo Sesto, en Madrid, en noviembre de 2018. CORDONPRESS

Mucho se ha hablado sobre la relación entre Camilo Sesto y su hijo, Camilo Blanes, desde que el cantante falleciese el pasado día 8, a los 72 años, por los problemas renales que padecía. El único descendiente del artista, de 36 años, llegó a España al día siguiente de la muerte de su padre y desde entonces ha protagonizado titulares por la herencia que recibirá de quien ha sido uno de los grandes referentes de la música en español.

Camilo Blanes nació de la relación que Sesto mantuvo con Lourdes Ornelas, una de sus fans. Al igual que su madre, vive en México, donde se instaló tras pasar su juventud bajo la custodia del cantante. Las constantes acusaciones de Ornelas a Sesto por su comportamiento como padre marcaron la relación entre ambos. Camilo Sesto siempre fue poco dado a hablar de su vida privada y solo ahora, ya fallecido, se van conociendo los detalles de la relación con su vástago.

En contra de lo que siempre se ha dicho, ambos mantuvieron siempre el contacto. El año pasado, por ejemplo, Camilo Jr. vivió cinco meses en España en la casa de su padre en Torrelodones (Madrid), asegura a EL PAÍS Eduardo Guervós, mánager del artista durante los últimos 11 años. “No es cierto que se llevaran mal. Se veían con frecuencia”, afirma.

Guervós niega que el heredero del artista tenga problemas económicos y recalca que su padre siempre le apoyó. “Camilo Sesto le pagaba su apartamento en México y cada mes le ingresaba dinero, unos 500 euros”, cuenta el representante.

Ornelas ha acusado al entorno del artista de manejarle y ponerle en su contra. Guervós replica: “Es todo mentira. Llegó a decir que Camilo era un pelele y nos llegó a acusar de haberle hecho firmar a Camilo Jr. una renuncia al testamento. Todo es falso”.

El mánager culpa, en parte, al propio Blanes por no haber defendido a su progenitor: “Nunca fue capaz de salir a defender a su padre. No toma partido en nada”.

La vida de Camilo Jr. en México es un misterio. El año pasado, se casó en secreto con una joven suiza de la que se separó meses después. El divorcio fue costeado por Sesto, señala Guervós. Su padre también le ayudó a impulsar su carrera musical: acaba de grabar un disco que pronto se editará.

El representante fue quien comunicó a Camilo Jr. la muerte de su padre y quien organizó su viaje a España para que pudiera darle el último adiós. Desde que llegó, se instaló en la vivienda de Torrelodones, junto a las personas que atendían al cantante.

Camilo Sesto dejó todo muy atado. Su administrador, Cristóbal Hueto, precisa que el cantante hizo testamento hace cinco años, en el que nombró “como es lógico”, en palabras de Hueto, a su único hijo como heredero universal de sus bienes. La única modificación se hizo en 2018, cuando Sesto decidió nombrar a Hueto como único albacea, retirando de ese cometido a otra persona cuyo nombre no quiere desvelar el administrador.

El detalle del testamento se hará público este lunes y, salvo sorpresa, el legado del que Blanes será único beneficiario suma varios millones de euros, una sociedad de compraventa de inmuebles y tres propiedades: la residencia en Torrelodones, otra vivienda en Las Rozas (Madrid) y una casa en Marbella (Málaga).

Además, Camilo Jr. recibirá una gran suma de dinero por los derechos de autor de todas las canciones que compuso su padre, que devengan unos 200.000 euros al trimestre, según los datos de su mánager. La cantidad pronto se disparará, ya que las ventas de la música de Camilo Sesto han experimentado un claro repunte tras su muerte.

Como albacea, la única misión de Hueto es cumplir las últimas voluntades del artista, entre ellas, según su entorno, que su cuerpo permanezca para siempre en Alcoy, la localidad alicantina en la que nació en 1946. El administrador tiene que decidir además qué pertenencias del artista se destinarán al museo que el Ayuntamiento alcoyano quiere promover en los próximos meses. Entre ellas estarían sus discos de oro, su vestuario más conocido, algunos cuadros —la pintura era una de sus aficiones— o los manuscritos de las letras de algunas de sus canciones.

Hueto desconoce si encontrará alguna oposición del hijo de su cliente, como ya ocurrió el día 23, cuando, a través de sus abogados, paralizó el homenaje de despedida que, por deseo del propio cantante, se iba a celebrar en Alcoy. De lo que está seguro el albacea es que, en cualquier caso, este lunes se cerrará una etapa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here