La captación de remesas a territorio mexicano podría superar los 35 mil 460 millones de dólares durante 2019, lo que representaría un incremento de 5.3 por ciento en comparación de 2018, mientras que para 2020 la cifra podría alcanzar los 37 mil 200 millones de dólares, reveló el Anuario de migración y remesas elaborado en conjunto por BBVA México y el Consejo Nacional de Población (Conapo).

“Pese a la importancia en el monto, se estima que en dos terceras partes de los 1.6 millones de hogares que recibieron remesas no alcanzaron a cubrir el gasto que se hace en alimentación, por lo que los gastos de estos hogares se tienen que complementar con los ingresos de actividades como empleado, micronegocios o programas públicos”, señaló el estudio, que fue dado a conocer este lunes.

Actualmente, México ocupa el cuarto lugar a nivel mundial en recepción de ‘migradólares’, superado únicamente por India, China y Filipinas.

Durante 2018, las políticas antimigrantes establecidas por el Gobierno de Donald Trump motivaron a que los mexicanos que cruzaron la frontera a Estados Unidos enviaran una cifra histórica de billetes verdes al país.

Este monto ascendió a los 33 mil 677 millones de dólares, cantidad equivalente a 2.7 por ciento del PIB.

El documento señaló que durante 2018 había 38.5 millones de mexicanos viviendo en Estados Unidos, de los cuales 12.3 millones son migrantes que nacieron en México, 13.5 millones son hijos de mexicanos (segunda generación) y 12.7 millones más tienen ascendencia mexicana (tercera generación y superiores).

Además, el anuario resaltó que la gran mayoría de los migrantes mexicanos se encuentra en edad laboral, ya que el 87.4 por ciento de ellos tienen entre 15 y 64 años de edad.

“Las mujeres migrantes mexicanas se desempeñaron principalmente en actividades de salud y educación (618 mil), hostelería y esparcimiento (461 mil), y manufactura (400 mil); en contraste, los hombres se desenvolvieron principalmente en actividades de la construcción (1.5 millones), manufactura (636 mil), así como en actividades profesionales y administrativas (597 mil)”, puntualizó el estudio.

‘Polleros’
La brecha salarial que existe entre México y Estados Unidos motiva a que los mexicanos desembolsen grandes cantidades de dinero para que los llamados ‘polleros’ les ayuden a cruzar la frontera.

Los mexicanos en esta situación realizan un ‘acto de fe’ al pagar por este servicio, ya que no cuentan con ninguna garantía ni seguridad.

“En 1995 costaba el equivalente a 3 mil 267 pesos contratar un ‘pollero’, en 2005 subió a 18 mil 236 pesos, aunque para 2013 ya se tenía que pagar 37 mil 288 pesos y en 2017 se estima que el costo ascendía a 86 mil 907 pesos”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here