Los extranjeros ‘pisaron el freno’ a la compra de acciones en el mercado mexicano por temores derivados del bajo crecimiento económico y por la fuerte competencia proveniente de las elevadas tasas de interés, a lo que se sumó la caída en los principales índices accionarios en Nueva York tras el recrudecimiento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Los flujos de capitales dirigidos a la adquisición de acciones en la bolsa mexicana fue de solamente 92.7 millones de dólares, el menor nivel para un mismo mes desde el 2013, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Banco de México.

El monto de dólares ingresado, en mayo de este año, al mercado accionario en México representó una caída de 89.2 por ciento, con respecto al mismo mes del 2018.

De forma acumulada de enero a mayo del 2019, el flujo de capitales del exterior al mercado accionario en México, ascendió a 2 mil 556 millones de dólares, lo cual representa un buen inicio en esta materia para el actual sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, si se compara con la salida de 2 mil 443 observada en la correspondiente a la presidencia de Enrique Peña Nieto, en el mismo periodo del 2013.

Sin embargo, el flujo de dólares dirigido a la compra de acciones, en este año, muestra un sesgo a la baja, al ser menor en 10.5 por ciento a lo observado en enero mayo del 2018.

“La entrada de recursos proveniente del exterior, dirigidos a la compra de acciones listadas en la bolsa mexicana, si bien es cierto es positiva, muestra una inclinación a la desaceleración, debido a las preocupaciones de un menor crecimiento económico, a las elevadas tasas de interés en el mercado local, a lo que se le añadió en el pasado mayo una mayor aversión al riesgo producto de las tensiones en las relaciones entre Estados Unidos y China” declaró Carlos Hernández García, analista de Masari Casa de Bolsa.

Las estimaciones para el crecimiento económico bajaron de manera generalizada en el pasado mayo. Dentro de estas, destaca que la nueva proyección del Banco de México dejó la puerta abierta para que fuera en este año menor al 1 por ciento, al ubicar su rango entre 0.8 y 1.8 por ciento.

En tanto que el rendimiento prácticamente libre de riesgo, la del Cete a 28 días, subió en promedio de 7.78 por ciento en abril a 8.07 en mayo, lo cual representó una mayor competencia para el mercado accionario en la atracción de los recursos de los inversionistas.

En lo externo, se observó en el pasado mayo una mayor aversión al riego derivada de los temores por un enfriamiento del crecimiento económico global, producto de los aumento en el incremento en las tensiones en las relaciones entre Estados Unidos y China.

De esta manera, el contexto interno y externo, aunado al freno en el ingreso de capitales del exterior, dio por resultado una caída en el S&P/BMV IPC del 4.14 por ciento, aunque por debajo del desplome de 6.58 por ciento reportado el índice accionario líder del mercado accionario en Estados Unidos, el S&P 500.

Con todo y la desaceleración de los flujos de capitales del exterior al mercado accionario en México, estos se mantienen positivos, lo cual obliga a mandar buenas señales por parte del gobierno para que evitar que caigan en terreno negativo.

“Debemos potencializar esta confianza de los extranjeros hacia el mercado local con decisiones y acciones acertadas por parte del Gobierno federal. La guerra comercial entre China y Estados Unidos ha hecho que los extranjeros busquen reacomodar sus inversiones en otros países, y al menos en Bolsa, México ha sido uno de los elegidos en el año” sostiene en un documento elaborado por los analistas de Citibanamex.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador debe profundizar en una política claramente definida, evitando virares bruscos, que minen la confianza de los inversionistas en el mercado accionario y en general en otras variables financieras clave.

“La imprevisible formulación de políticas en México esta ‘socavando, la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas a mediano plazo” advirtió ayer la agencia agencia Moody´s.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here