Entrevistado en el programa 'La Silla Roja', que transmite 'El Financiero Bloomberg', Durazo aclaró que la meta en seis meses es alcanzar 'un punto de inflexión'.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, afirmó que en los primeros seis meses del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador “habrá un punto de inflexión en la tendencia creciente de los índices de criminalidad en el país”, y con la puesta en marcha de la Guardia Nacional se podrá rescatar la paz y la tranquilidad del país en tres años.

Entrevistado en el programa La Silla Roja, que transmite El Financiero Bloomberg, por los periodistas Enrique Quintana, Raymundo Riva Palacio, Ana María Salazar y Eduardo Guerrero, Durazo aclaró que la meta en seis meses es alcanzar “un punto de inflexión; no decimos que en seis meses vamos a resolver la incidencia y la violencia, por supuesto que no, la violencia no se generó de un día para otro y no se va a resolver de un día para otro, pero sí podemos garantizar que en el transcurso de los primeros tres años podremos rescatar la paz y la tranquilidad perdida desde hace muchos años en nuestro país”.

Durazo resaltó el hecho de que la Guardia Nacional con mando civil haya alcanzado la unanimidad de todas las fuerzas políticas en el Senado de la República, al tiempo que reconoció que hubo una evolución en la propuesta del gobierno federal para alcanzar el objetivo.

“Sí, hay una evolución, más que en el pensamiento en la propuesta, porque también cuando hay apertura, cuando hay disposición para escuchar, vas midiendo la reacción de la opinión pública y vas atendiendo aquellos planteamientos que generan mayores coincidencias o consenso”, apuntó.

Explicó que de acuerdo con lo aprobado, el titular de la Guardia podrá ser un policía federal, un civil o un militar en activo o retirado, que llegará con la característica de comisionado y no perderá sus derechos, ya que podrá hacer carrera y luego regresar al Ejército, la Marina o la PF, recuperando incluso el fuero militar.

Detalló que la Guardia se crea con 35 mil policías militares comisionados, ocho mil marinos más o menos, y alrededor de 17 mil elementos de la PF. Estos van a tener a un director y va a haber un Comité Coordinador de Operaciones, y abajo de este Comité un director o directora de la Guardia Nacional, cuyas características se definirán en la ley secundaria.

Indicó que la responsabilidad inicial de responder a los problemas de inseguridad está en esta base pionera de la Guardia Nacional, y los elementos del Ejército y la Marina que no formen parte de la Guardia son los que van a participar por un máximo de cinco años como coadyuvantes en las tareas de seguridad pública.

Al ser cuestionado por el periodista Enrique Quintana sobre el presupuesto con el que cuenta la Guardia para su operación, Alfonso Durazo resaltó que una de las razones fundamentales por las que se pensó en tener personal comisionado del Ejército y de la Marina, es que no hay presupuesto suficiente para crear una policía exclusivamente civil desde sus orígenes.

Ana María Salazar preguntó sobre la responsabilidad que tendrá la Guardia Nacional ante temas de seguridad nacional. “Todos aquellos elementos que pasen a la Guardia Nacional van a tener la función de garantizar la seguridad, la vida, la libertad, los bienes de las personas, en otras palabras, la seguridad pública, esa va a ser su responsabilidad fundamental. La Guardia Nacional no va a tener funciones de seguridad nacional, seguirán siendo tareas constitucionales a cargo del Ejército y la Marina”, precisó.

Explicó también, ante los cuestionamientos de Raymundo Riva Palacio, que la formación continua de los elementos de la Guardia Nacional será fundamental, a diferencia de cuando se creó la Policía Federal Preventiva (PFP), que no se siguió un proceso de crecimiento.

Riva Palacio también abordó el tema del fuero militar o civil que acompañará a este nuevo cuerpo, a lo que Durazo resaltó que, como comisionados a la Guardia Nacional, sus elementos van a estar subordinados a la jurisdicción civil y cualquier violación a las disposiciones legales será del ámbito civil, pero cuando regresen al Ejército, si fuera el caso, quedarán de nuevo sometidos al fuero militar.

Respecto a la atención a las regiones con altos índices delictivos, que cuestionó el periodista Eduardo Guerrero, comentó que ya se dividió el país en 266 regiones, y la idea es que los elementos de la Guardia tengan un despliegue permanente en cada una de esas regiones, donde va a haber una Mesa de Seguridad que se reunirá todos los días y tendrá un mando operativo único.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here