El estado fronterizo vive un conflicto laboral desde el 12 de enero, cuando empleados de 45 empresas manufactureras comenzaron un paro laboral. El estado fronterizo vive un conflicto laboral desde el 12 de enero, cuando empleados de 45 empresas manufactureras comenzaron un paro laboral.AP

Los empresarios pertenecientes al Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) solicitaron la intervención del presidente, Andrés Manuel López Obrador, y del gobierno federal, a quienes acusaron de inacción, para resolver la crisis laboral en la que está envuelto Matamoros, Tamaulipas, desde el 12 de enero.

“Con responsabilidad sectorial, Index hace el reto a las autoridades de intervenir de inmediato, para el control de la crisis que vive Matamoros”, se lee en un desplegado denominado ‘Declaratoria Matamoros Index 4T’ y que también se dirige a las secretarias de Gobernación y del Trabajo, Olga Sánchez Cordero y Luisa María Alcalde, y a los líderes sindicales del país.

El estado fronterizo vive un conflicto laboral desde el 12 de enero, cuando empleados de 45 empresas manufactureras —principalmente del sector automotriz— comenzaron un paro laboral en busca de un aumento de 20 por ciento y un bono anual de 32 mil pesos, que se convirtió en huelga el 25 de ese mes.

Aunque la mayoría de las empresas han llegado a un acuerdo con sus trabajadores, a esta petición se han sumado otros empleados de empresas como Arca Continental y Coppel.

“La Industria Mexicana de Exportación, sabe que la reconfiguración de México en la ‘4T’ tiene consecuencias que se tienen que asumir, pero no con silencio gubernamental, ni permitiendo que nuevas formas de sindicalismo sorprendan al sector industrial con implementaciones contra reloj”, se lee en el escrito firmado por Luis Aguirre Lang, presidente de Index.

Tamaulipas forma parte de los seis estados de la frontera donde se duplicó el salario mínimo.

Inician paro en tienda Coppel
Trabajadores de una tienda Coppel realizaron un paro de labores el sábado para exigir alza salarial y pago de incentivos, además de señalar irregularidades.

Empleados de la sucursal Lauro Villar pidieron un incremento salarial de 11 por ciento, el cual en enero se les prometió que entraría en vigor el 15 de febrero.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here