Cientos de bidones esperan una carga de gasolina en Morelia. IVÁN VILLANUEVA EFE

Las estaciones de gasolina del centro y occidente de México han acumulado largas filas de clientes en los últimos días. La escasez del hidrocarburo ha desencadenado la alarma entre los consumidores y algunas gasolineras han cerrado. El Gobierno mexicano ha explicado que el desabasto del producto es una de las consecuencias del plan de combate al robo de combustibles que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, presentó en diciembre. La estrategia busca disminuir la cantidad de hidrocarburo que es robado en diversos puntos del país, debido a que los robos se han duplicado en los últimos dos años. Estas son algunas de las claves sobre la situación actual sobre los combustibles en México:

¿Por qué hay escasez de combustible en México?

Los hidrocarburos comenzaron a escasear en el occidente y centro de México desde el fin de semana. López Obrador ha explicado que desde el 21 de diciembre se han cerrado algunos ductos donde se sospecha que existe robo de combustibles. Para seguir con la distribución, Petróleos Mexicanos (Pemex) ha trasladado miles de litros de gasolina en pipas (camiones cisterna). El proceso es más lento y la petrolera ha tenido que reorganizar su cadena de abasto, lo que ha generado que no todas las estaciones tengan combustible. “Estamos cambiando el sistema de distribución, utilizando pipas y esto significa demoras, retrasos y desabasto en algunas gasolinerías”, ha dicho el presidente.

¿Cuál es el plan contra el robo de combustibles del presidente?

Desde el 21 de diciembre, el Gobierno mexicano comenzó con tres estrategias para detener el hurto de gasolina: desplegó a 4.000 elementos del Ejército y la Policía en las instalaciones de Pemex que distribuyen combustibles; ordenó el cierre de algunos de los ductos en el centro y occidente del país, donde han ocurrido los robos; intervino el sistema de monitoreo de presión de los ductos de Pemex para investigar la posible conexión de los trabajadores de la petrolera con los robos.

¿Cuándo volverá a ser normal el servicio?

Hasta ahora no existe una estimación exacta sobre cuándo podría restablecerse el abasto en las estaciones. La secretaria de Energía, Rocío Nahle, ha reconocido que existió una fallo en el cálculo sobre la logística para repartir las gasolinas. El Gobierno mexicano asegura que existe suficiente combustible en inventario y que solo se trata de una demora en la distribución del hidrocarburo. México importa el 68% de los combustibles que se consumen en el país, a pesar de ser productor de crudo.

¿Cómo se roban la gasolina?

El robo de combustible ocurre, principalmente, por la perforación y succión de los ductos que Pemex tiene en el país para distribuir hidrocarburos. México tiene 17.000 kilómetros de ductos que distribuyen gas, crudo y gasolinas. En la última década, esta técnica para extraer los combustibles —conocida como huachicoleo— se ha popularizado en estados como Puebla, Guanajuato, Jalisco y el Estado de México. Los robos han aumentado exponencialmente hasta alcanzar los 60.000 millones de pesos (3.120 millones de dólares) en 2018.

¿Por qué están investigando a Pemex?

La extracción de miles de litros de gasolina de los ductos de Pemex supone una tarea compleja que requiere de conocimientos técnicos sobre la operación de esta infraestructura. Una información fundamental para extraer hidrocarburos es la presión a la que el producto está viajando dentro del ducto, así como los horarios de suministro. En 2017, la petrolera despidió a 100 trabajadores al demostrarse que proporcionaban información interna a grupos que sustraían el combustible, según dijo el exdirector Carlos Treviño al diario Reforma. “Tienen un protocolo, si a las dos horas ven que hay una caída de presión en la línea, una caída de presión de tal magnitud, cierran la válvula por protocolo; bueno, aquí no la cerraban nunca. Y la persona que estaba en el monitoreo veía seis, siete, ocho, nueve horas, que la caída de presión estaba baja y no cerraba, no hacía nada”, ha confirmado en la radio mexicana la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

¿Cuáles son los resultados de la investigación hasta ahora?

El presidente López Obrador ha confirmado que hasta ahora tres funcionarios de Pemex se encuentran en procesos penales, aunque no se han hecho públicos sus nombres o el rango de sus cargos en la firma. Además, el Gobierno mexicano ha comenzado una investigación contra el general Eduardo León, exjefe de seguridad de Pemex. López Obrador ha asegurado que el robo a combustible ha caído significativamente desde que comenzó la estrategia en diciembre y que el martes fue el día que menos hurtos se han registrado desde que se contabiliza la sustracción ilegal de combustibles.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here