CIUDAD DE MÉXICO.- David Patiño salió cabizbajo del estadio Universitario, al igual que lo hicieron sus antecesores en los últimos años. Pumas perdió por 2-1 contra Tigres en la ida de cuartos de final del Apertura 2018.

El gol al minuto ocho de Felipe Mora dio pie a la idea que los dirigidos por David Patiño tenían la oportunidad de sacar un buen resultado ante el rival que los eliminó en 2017 de la Liga de Campeones de la Concacaf y les arrebató el título de Liga en el 2015.

Ese tanto del chileno representó el fin de más de 500 minutos sin anotar goles en San Nicolás, e ilusionó a más de un aficionado auriazul por 67 minutos.

A 23 minutos del final pasó lo inevitable. El gol de la UNAM maquillaba el dominio de Tigres y el montón de oportunidades a favor de los del Tuca Ferretti. El empate a uno cayó gracias a un disparo de Javier Aquino y un desvío de Alan Mozo, uno de los canteranos más prometedores. Alfredo Saldívar se lanzó, pero la pelota abrió hacia el poste y terminó adentro.

Vino el desorden de Pumas y otra vez un riflazo local, ahora de Jesús Dueñas, que le dio la victoria a los Tigres por 2-1 y obliga a Pumas a ganar en CU.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here