Explosión de plataforma Akal-B: Ambientalistas denuncian un nuevo derrame de petróleo

Las organizaciones ambientalistas denunciaron que la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) ha demostrado reiteradamente su incapacidad para abordar las causas de estos siniestros.

0
69

Organizaciones ambientales de la sociedad civil detectaron un nuevo derrame de petróleo crudo en las inmediaciones de la plataforma Akal-B en la Sonda de Campeche, misma que se incendió y explotó el pasado 6 de abril.

Las organizaciones firmantes indicaron que cuentan con imágenes satelitales en las que han podido constatar que el derrame de crudo inició alrededor del 22 de marzo de este año y, al menos, hasta el 9 de abril seguiría activo, acumulando 18 días de fuga ininterrumpida.

“Se calcula el derrame de crudo en una superficie mínima aproximada de 390 km2, una dimensión similar a la del derrame denunciado por varias de las organizaciones firmantes en julio del año pasado”, indicaron.

¿Qué provocó el derrame de petróleo en Pemex?
Agregaron que, una vez más, es a partir de una explosión en una plataforma de Pemex que se detecta un derrame no reportado por las autoridades.

“Ante ello, urgimos información transparente, medidas de atención, mitigación y de no repetición; y una conversación sobre Pemex y la seguridad de sus trabajadores, la seguridad de las comunidades que conviven con su infraestructura, el futuro de la petrolera y su innegable responsabilidad frente a la crisis climática”, subrayaron.

Denunciaron que la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) ha demostrado reiteradamente su incapacidad para abordar las causas de estos siniestros y prevenir estos desastres, “a pesar de ser directamente responsable de regular y sancionar a Pemex”.

Puntualizaron que el incremento del 152 por ciento en la frecuencia de accidentes por parte de Pemex en los últimos dos años, y la disminución del 49 por ciento en el presupuesto destinado al mantenimiento de instalaciones, evidencian que en Pemex se han tomado decisiones administrativas que anteponen la extracción acelerada de combustibles fósiles a la inversión en seguridad y mantenimiento de la infraestructura existente.

“Las consecuencias son visibles en las irreparables pérdidas humanas de trabajadores y las afectaciones a la salud de las comunidades humanas y los ecosistemas impactados por los desastres fósiles”, puntualizaron.

Hasta el momento, la explosión de la plataforma Akal-B ha provocado, oficialmente, la muerte de un trabajador de la empresa COTER, sin embargo, las organizaciones ambientales denuncian que son dos trabajadores los que perdieron la vida, hay un desaparecido y nueve más resultaron heridos.

“Los dos trabajadores se suman a la lista de más de 360 personas que han fallecido en siniestros de Pemex desde 2009″, puntualizaron.

Entre las organizaciones firmantes se encuentran Alianza Mexicana Contra el Fracking, BCSicletos, CartoCrítica A.C, Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Colectivo Ecologista Jalisco A.C., Comité Ecológico Integral, Conexiones Climáticas AC, CORASON, Defensa Ambiental del Noroeste, Engenera AC, #EsGasFosil, GDL en Bici, Greenpeace México AC, Nuestro Futuro AC, entre otras.