México no ha podido cumplir la meta de alcanzar cinco días de almacenamiento de gas natural

Actualmente sólo cuenta con 2.4 días de almacenamiento y está muy por debajo de países como Austria (318.3 días), Francia (98.8), Italia (93.8), Alemania (89) y España (34.2).

0
446

México se ha quedado corto en establecer una política de almacenamiento de gas natural, ya que actualmente sólo cuenta con 2.4 días de almacenamiento, a pesar de que en 2018 se había fijado la meta de alcanzar los cinco días, señaló el informe “Almacenamiento de gas natural para la seguridad energética”, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

El país está muy por debajo de la capacidad de almacenamiento de otros países, como Austria (318.3 días), Francia (98.8), Italia (93.8), Alemania (89) y España (34.2).

Incluso, va muy tarde en contar con una política de almacenamiento en comparación con sus socios del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), ya que Canadá cuenta con una política de almacenamiento desde 1962 y Estados Unidos desde 1985.

En México únicamente se cuenta con la “Política pública en materia de almacenamiento de gas natural” elaborada en 2018 pero a la que actualmente no se le da seguimiento.

“En ella se planteó el objetivo de desarrollar infraestructura de esta naturaleza de forma gradual con el propósito de alcanzar cinco días de inventarios para 2026″, explicó el IMCO.

Para lograrlo, las autoridades mexicanas se plantearon, en una primera etapa, licitar en 2018 uno de cuatro yacimientos terrestres agotados de hidrocarburos, Acuyo (Chiapas), Brasil (Tamaulipas), Jaf (Veracruz) o Saramako (Tabasco) para reconvertirlo en una instalación de almacenamiento subterráneo de gas natural.

“No obstante, no se ha dado continuidad a las medidas para implementar la Política desde 2019, fecha de la última actualización del proyecto de licitación por parte del Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas)”, se puede leer en el reporte.

Para revertir esta situación, los tomadores de decisiones del sector energético mexicano pueden recurrir a utilizar alguna de las cuatro tecnologías principales que existen para almacenar gas.

Estos son, los yacimientos de hidrocarburos agotados o económicamente inviables, cavernas salinas, acuíferos confinados y tanques de gas natural licuado (GNL).

México únicamente cuenta con tres instalaciones de GNL en Altamira, Ensenada y Manzanillo.

Por esta razón, el IMCO propuso una serie de medidas para incrementar la seguridad energética del país, ya que se estima que alrededor del 60 por ciento de la electricidad del país se genera a través de gas natural.

“Es necesario retomar la Política de Almacenamiento de 2018 y actualizarla a la demanda actual con el objetivo de contar con al menos 5 días de almacenamiento en el mediano plazo, también hay que retomar los proyectos de almacenamiento de gas natural en yacimientos terrestres agotados de hidrocarburos en Acuyo (Chiapas), Brasil (Tamaulipas), Jaf (Veracruz) y Saramako (Tabasco), así como otros que las autoridades determinen mediante dictámenes técnicos”, apuntó el think tank.

“El desarrollo de infraestructura de almacenamiento en México es técnica y económicamente viable, El país no tiene por qué seguir expuesto a la vulnerabilidad actual en el mercado de gas natural”, advirtió el Instituto.