Mexicana sin límites; Dalia Ramos es pionera y encabeza la división Build and Test de Alpine

La ingeniera es la primera nacida en el país en asumir un cargo de dirección entre los equipos de la Fórmula 1

0
449

Dalia Carolina Ramos Guerra ha puesto a México en un sitio jamás antes alcanzado. Aquellos sueños de la niña educada en la alcaldía Azcapotzalco ahora están cristalizados al ser la jefa de Build and Test de la escudería Alpine de la Fórmula 1.

Dalia Carolina tiene 34 años y su posición es una de las más relevantes para la escudería para la que corre el campeón del mundo español Fernando Alonso en los temas relacionados al ensamblaje y las pruebas mecánicas del bólido. Ella es la primera ingeniera mexicana en dirigir a un equipo de la F1.

Sin titubear, responde que este logro se lo debe a la confianza que le dieron sus padres a ella y a su hermana, pues las convencieron de que iban a llegar muy lejos.

Algo que tengo muy grabado es que mi papá siempre me decía ‘cuando estudies en el extranjero’, ‘cuando vayas a hacer tu posgrado al extranjero’, ‘cuando viajes a tal país’. Él no me decía ‘si algún día lo haces’, me decía cuando lo hagas y en mi cabeza siempre estuvo presente: lo voy a lograr y voy a tener becas. No hubo duda de que lo iba a hacer”, contó la exitosa ingeniera a Excélsior.

Su familia es de clase media gracias a su esfuerzo y a ser muy trabajadores. Sus padres no fueron adinerados o con títulos universitarios, sin embargo su papá trabajó desde los 11 años y su mamá siempre se dedicó al cuidado de ella y su hermana en casa.

Siempre nos inculcaron esa visión de esforzarnos mucho para poder recibir la mejor educación”.

Sus papás cultivaron en Dalia la sensación de que luchara por recibir becas para estudiar en cualquier universidad del mundo. Fueron muy claros, aunque ellos no tendrían el dinero para financiar esos estudios, ella se labraría su propio camino para conseguir la mejor formación. Y así fue: Primero consiguió una beca en el Tecnológico de Monterrey campus Estado de México para estudiar mecatrónica y luego otra para estudiar la maestría en ingeniería de manufactura y management en la Universidad de Nottingham en Inglaterra. Un sueño hecho realidad.

Lo más grande que hicieron mis padres por mi hermana y por mí fue convencernos de que íbamos a llegar lejos”.

Cuando era adolescente se obsesionó en estudiar nanotecnología. Soñaba con crear nanorrobots que pudieran entrar al cuerpo humano y curar enfermedades.

Ahora, con su posición de gran responsabilidad en un equipo como Alpine, sabe que también puede influir en el futuro con buenos resultados para que muchas más niñas sean tomadas en cuenta para posiciones que antes solo estaban reservadas para varones.

Me doy cuenta que cambiar vidas está en el desarrollar a mi equipo, en apoyarlos y en abrir los caminos para las niñas que vienen en las siguientes generaciones”.

Uno de los aprendizajes más poderosos fue en el Tec de Monterrey, donde perteneció a un grupo de “Los mejores 100”, en el que reclutaron a los estudiantes de excelencia de Latinoamérica, para desarrollarlos de manera integral, en el debían mantener promedio alto, actividades extracurriculares y clases de liderazgo.

En el transcurso de la carrera y al bajar su promedio, primero aprendió a pedir ayuda y luego a descubrir que su valor estaba mucho más allá de las buenas calificaciones o de sus excelentes resultados académicos. Ahora se siente segura de sí misma y responde que su valor se encuentra en la persona íntegra que es y en la forma en como trata y cuida a las personas.

EL LIDERAZGO DE LA MEXICANA SOBRESALE
El equipo francés Alpine se encuentra en la lucha por la cuarta posición del campeonato de constructores de la Fórmula 1 y, parte de su éxito se debe a Dalia Ramos.

La ingeniera capitalina es la encarga de dirigir el departamento de Build y Test de Alpine. Está orgullosa del paso dado por el equipo, aunque sabe el Autódromo Hermanos Rodríguez será un difícil reto.

Es uno de los circuitos más retadores para el auto por la altitud de la Ciudad de México, incluso para nosotros es un reto físico, pero creo que hemos hecho buenos avances con el auto, esperemos que siga dando buenos resultados”, indicó.

El año pasado peleábamos por ser los quintos del campeonato y ahora por ser los cuartos. Esto ha sido por el trabajo de equipo”.

Ramos indicó que su principal preocupación en la dirección de un departamento clave como es la construcción y test de los monoplazas de F1 es la motivación de su personal.

Tengo la mitad de las operaciones del equipo, ensamblaje, mantenimiento del auto, las pruebas mecánicas. Mi liderazgo es muy enfocado en la gente, darle al equipo lo que necesita, que ellos estén bien. Los resultados técnicos vienen de manera secundaria cuando la gente está bien”.

— Luis Ramírez

BRILLANTE TRAYECTORIA:
Se graduó como ingeniera en mecatrónica en el Tec de Monterrey, institución en la que fue una de las mejores estudiantes de su generación a nivel latinoamericano.

Estudió una maestría en ciencias relaciona-das con la ingeniería en la Universidad de Nottingham.

Su buen desempeño la llevó a ser contratada por la prestigiosa empresa automotriz Rolls-Royce, antes de recibir la oportunidad de unirse a la escudería Alpine desde junio del año pasado