Liz Truss ‘saca la tijera’: recorta impuestos para hogares y personas ricas en Reino Unido

La primera ministra ha presentado un paquete económico donde propone recortes de impuestos; la libra cayó tras el anuncio.

0
84

El Gobierno de Liz Truss presentó el paquete de recortes de impuestos más radical para Reino Unio desde 1972, reduciendo los gravámenes tanto a los hogares como a las empresas en un esfuerzo por impulsar el potencial a largo plazo de la economía.

La libra y los bonos del Gobierno británico cayeron después de que el ministro de Hacienda, Kwasi Kwarteng, eliminó la tasa máxima del impuesto a la renta del 45 por ciento, que solo pagan las personas de mayores ingresos, y redujo la tasa básica del 20 al 19 por ciento.

El Gobierno conservador espera que su programa, que incluye reformas regulatorias, impulse la economía y evite una recesión que, según el Banco de Inglaterra ya empezó, y saque al Reino Unido de una década de débil crecimiento. Los inversionistas y los economistas expresaron su preocupación de que el paquete lleve la deuda del Tesoro a niveles inasequibles y avive la inflación.

Kwarteng fijó un objetivo de crecimiento tendencial del 2.5 por ciento, un nivel no visto desde antes de la crisis financiera de 2008. “Prometimos priorizar el crecimiento”, dijo el viernes al Parlamento en Londres. “Prometimos un nuevo enfoque para una nueva era”.

El costo del paquete, de 161 mil millones de libras durante los próximos cinco años, provocó una caída de la libra y de los bonos del Gobierno británicos ante el temor de inversionistas y economistas de que la carga de la deuda británica, que ya es considerable, se vuelva rápidamente inmanejable.

La libra cayó por debajo de 1.11 dólares por primera vez desde 1985. La falta de restricciones fiscales y la amenaza inflacionaria que supone el paquete asustó a los inversionistas en bonos. Los operadores descuentan un 50 por ciento de probabilidades de que el Banco de Inglaterra suba las tasas en un punto porcentual, hasta el 3.25 por ciento, en noviembre.

El plan representa al mayor gasto del Tesoro desde 1972, cuando Ted Heath era primer ministro y Anthony Barber canciller. Ese presupuesto provocó una espiral de inflación y deuda que tardó una década y un rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI) en ser resuelto.

“Ese presupuesto se conoce como el peor de los tiempos modernos”, dijo en Twitter Paul Johnson, director del Instituto de Estudios Fiscales. “Sinceramente, espero que este funcione mucho mejor”.

El Banco de Inglaterra elevó las tasas medio punto el jueves y señaló que los signos de exceso de demanda obligarían a acelerar su movimiento. Martin Weale, que trabajó en el banco central desde 2010, sostuvo que los planes del Gobierno “terminarán en lágrimas” y en una corrida de la libra.

Los partidos de oposición dijeron que las medidas son demasiado generosas para los ricos y obligarán a subir las tasas de interés, poniendo en peligro aún más las finanzas de millones de familias que luchan contra el aumento de la inflación y de las facturas de energía.

“El endeudamiento es más alto de lo que debe ser, justo cuando suben las tasas de interés”, afirmó Rachel Reeves, quien habla sobre finanzas para la oposición laborista. “Esto es economía de casino: apostar las hipotecas y las finanzas de todas las familias del país para mantener feliz al partido Conservador”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here