Una de las tareas de la FERI será realizar “operaciones sorpresivas y de corta duración” en zonas urbanas de alta incidencia delictiva. También, acciones de alto impacto contra la delincuencia organizada. Foto: Karina Tejada

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de la violencia que la semana pasada puso en jaque a cinco estados, la Guardia Nacional presentó a su Fuerza Especial de Reacción e Intervención (FERI).

Se trata de 492 elementos capaces de realizar operaciones táctico-operativas de alto impacto, en apoyo a las funciones de la seguridad pública que ya realiza la GN.

Entre sus misiones están el apoyo en cateos, traslado de reos peligrosos y rescate de personas secuestradas. Además, búsqueda y/o neutralización de explosivos y de amenazas por agentes químicos o biológicos.

El martes de la semana pasada, la Sedena interrumpió una reunión de capos en Jalisco, lo que desató quemas de vehículos y negocios en ese estado y en Guanajuato. El jueves, los ataques del crimen a civiles llegaron a Ciudad Juárez y el viernes a tres ciudades de Baja California. El sábado hubo bloqueos de autodefensas en Zirahuén, Michoacán, por la detención de 167 personas.

Actualmente hay una polémica porque el Presidente busca integrar la GN a la Sedena, en contra del mandato constitucional.

GN CREA GRUPO DE ÉLITE ANTIVIOLENCIA EXTREMA
Luego de los hechos violentos que azotan a varios estados del país, la Guardia Nacional estrenó un grupo especial para hacer frente los secuestros, rescate de rehenes, detención y traslado de reos de alta peligrosidad, entre otras importantes tareas.

Es contingente de 492 elementos quienes integran la Fuerza Especial de Reacción e Intervención (FERI) de la Guardia Nacional, grupo que fue presentado y se le dio revista ayer en las instalaciones del Campo Militar número 1-A General Álvaro Obregón, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Las misiones que realizará la FERI serán el apoyo a las autoridades ministeriales para el cumplimiento de órdenes de detención y técnicas de investigación, también conocidos como cateos.

El personal está capacitado para realizar operaciones de reacción inmediata en zonas urbanas, el traslado de reos de alta peligrosidad y el rescate de rehenes, de personas en situación de riesgo o privadas de su libertad.

La FERI también realizará tareas de búsqueda, localización, desactivación y/o neutralización de artefactos explosivos y de amenazas por agentes químicos o biológicos.

El personal del nuevo grupo de la Guardia Nacional atenderá seguridad en eventos especiales, reuniones de alto nivel, así como eventos diplomáticos, culturales y deportivos de carácter internacional.

La dotación de 492 elementos está integrada por siete inspectores, 55 oficiales y 430 agentes de escala básica que trabajarán en apoyo a todas las unidades de la Guardia Nacional para el cumplimiento de misiones específicas en cualquier entidad que sea necesario.

Está organizada por un mando, una ayudantía, un enlace jurídico, una Jefatura de Coordinación Policial, una compañía de apoyo logístico, tres compañías de Fuerzas Especiales de Intervención y Reacción, y una sección canófila.

Su personal está capacitado para la realización de operaciones táctico-operativas que sean consideradas de alto impacto, en apoyo a las funciones de la seguridad pública.

Este grupo dependerá directamente del jefe general de Coordinación Policial de la Guardia Nacional, general Ernesto Joaquín Geminiano Jiménez, quien asumió su cargo el pasado 1 de agosto.

La ceremonia de Revista de entrada de la FERI de la Guardia Nacional se realizó en el Presidium Mirador, del Campo Militar número 1-A, y fue encabezada por el comandante de la corporación federal, general en retiro Luis Rodríguez Bucio.

Entre otros funcionarios y mandos militares y navales, asistió a la ceremonia el subsecretario de Seguridad, de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Ricardo Mejía Berdeja.

Luego de tomar la protesta de bandera y pasar revista al grupo, el comandante de la Guardia Nacional, general Rodríguez Bucio, exhortó a los integrantes de la FERI a trabajar para garantizar la seguridad de la población.

Manténganse cercanos a la ciudadanía, con la convicción de protegerlos ante cualquier riesgo, en cualquier momento y en cualquier circunstancia.

Actúen siempre con disciplina y profesionalismo, con su trabajo diario sigan manteniendo el prestigio que en más de tres años se ha ganado nuestra institución”, dijo el comandante de la Guardia Nacional.

RECHAZAN QUE SE UNA A LA SEDENA
El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, aclaró que, en su opinión, la Guardia Nacional debe mantenerse como parte de la Secretaría de Seguridad Ciudadana en labores de seguridad pública y no pasar a formar parte de la Sedena, como anticipó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entrevistado luego de asistir al informe de la Comisión de Colombia para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, el funcionario dijo ser congruente con su postura política sobre que debe mantenerse el mandato civil de la Guardia Civil en beneficio de la población.

Todavía no se pasa (a la Sedena), hay una discusión en este país que aún está en el Congreso. Yo creo que nosotros debemos mantener el mandato constitucional, siempre lo he sostenido públicamente respecto de que la seguridad pública es un asunto de la autoridad civil”.

Durante su participación en este informe celebrado en el Museo de Antropología el funcionario escuchó gritos de los asistentes en contra de la militarización en México.

Encinas apuntó que, por el momento, el Decreto o Acuerdo presidencial para que la Sedena absorba administrativamente a la Guardia Nacional no ha sido emitido.

-Enrique Sánchez / Corresponsal

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here