Soledad Jarquín denuncia ante la ONU que persiste impunidad por el asesinato de su hija María del Sol Cruz

“La falta de acceso a la justicia también es un acto de tortura” aseguró Jarquín ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

0
324

Soledad Jarquín Edgar, periodista y defensora oaxaqueña, denunció ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la impunidad y falta de acceso a la justicia que persiste en México y su natal Oaxaca a cuatro años del asesinato de su hija, la fotoperiodista María del Sol Cruz Jarquín, ocurrido en junio del 2018.

Hace una semana, Soledad Jarquín llegó al viejo continente con la única esperanza de hallar justicia y denunciar la impunidad por el feminicidio de su hija , y es que asegura que como lo señala la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), el feminicidio y el no acceso a la justicia deben ser considerados como una forma de tortura contra las víctimas.

Jarquín intervino en el 50º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, en el Debate Interactivo con la Relatora Especial de la ONU sobre Violencia contra las Mujeres, sus causas y consecuencias, Reem Alsalem, y el Presidente del Consejo de Derechos Humanos, Federico Villegas Beltrán.

Señaló que el feminicidio de su hija, ocurrido el 2 de junio de 2018, refleja las diversas violencias que enfrentan las mujeres en México, en particular en contextos indígenas como Juchitán, municipio en Oaxaca, donde Sol Cruz fue asesinada.

“Con el feminicidio de María del Sol no sólo se perdió una hija, sino también una hermana, una nieta, una amiga, una compañera de trabajo y una persona a quien le arrebataron sus sueños”, dijo.

“Abordar la violencia feminicida como una forma de tortura, resulta fundamental a fin de que los Estados tipifiquen e investiguen la violencia contra las mujeres en el ámbito nacional, proporcionen reparación a las víctimas y tomen medidas preventivas, abordando las causas profundas de la violencia de género”, recalcó.

También contextualizó y apuntó que, en el municipio de Juchitán, aún con Alerta por Violencia de Género desde el 2018, se han registrado 26 agresiones contra mujeres y 11 feminicidios en lo que va del 2022.

En la sala del Consejo de Derechos de Derechos Humanos donde se presentó el Informe sobre Violencia contra Mujeres y Niñas Indígenas de la Relatora Alsalem, se dieron más de setenta intervenciones de representantes de países miembros y organismos observadores, entre ellos ONU Mujeres, Organización de Estados Americanos, Unión Europea, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), entre otras.

Participó también México, cuya embajadora ante la ONU, Francisca Méndez, afirmó que el gobierno mexicano es consciente de la situación de discriminación y violencia que enfrentan las mujeres y niñas indígenas, sin embargo, se retiró sin escuchar la intervención de Jarquín Edgar.

El pasado 31 de mayo, acompañada de activistas y defensoras, Soledad Jarquín se manifestó frente a las instalaciones de la Fiscalía de Oaxaca e informó que llevaría el caso de su hija a las instancias internacionales por la clara omisión por parte del estado mexicano y en Oaxaca.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here