El paquete de ayuda solicitado por Joe Biden duplica el monto aprobado el mes pasado por el Congreso.

El presidente Joe Biden pidió al Congreso el jueves 33 mil millones de dólares adicionales para ayudar a Ucrania a defenderse de la invasión rusa, indicando que Estados Unidos está dispuesto a montar una fuerte campaña a largo plazo para reforzar a Kiev y debilitar a Moscú, cuando la cruenta guerra inicia su tercer mes sin señales de disminuir.

La propuesta de Biden —que según las fuentes debe durar unos cinco meses— incluye 20 mil millones de dólares en ayuda militar a Ucrania y para reforzar las defensas en países cercanos. Habrá 8 mil 500 millones de dólares para ayudar al gobierno del presidente Volodímir Zelenski a seguir funcionando y 3 mil millones para programas alimentarios, humanitarios y de ayuda a los más de 5 millones de refugiados creados por la guerra.

El paquete de ayuda, que va al Congreso, duplica con creces el paquete original de 13 mil 600 millones de dólares de ayuda militar y económica a Ucrania y los aliados occidentales que el Congreso aprobó el mes pasado y está casi agotado. Parece indicar que Estados Unidos ayudará sin descanso a tratar de frenar el intento del presidente ruso Vladimir Putin de ampliar el control de su país sobre la nación vecina y quizá más allá.

“El costo de esta lucha no es barato, pero ceder a la agresión será más costoso”, dijo Biden. “Es crucial aprobar estos fondos lo antes posible”.

En la novena semana de la guerra, los combates se acrecientan en el este y sur del país mientras crecen las tensiones internacionales por la suspensión del suministro de gas a Polonia y Bulgaria, ambos miembros de la OTAN.

Hay amplio apoyo bipartidista en el Congreso para darle a Ucrania toda la ayuda que necesita para combatir a los rusos, y la aprobación de la iniciativa parece asegurada. Pero Biden y los legisladores demócratas también quieren miles de millones de dólares para combatir la pandemia, y los republicanos quieren enredar la medida con una extensión de restricciones a la inmigración aprobadas bajo la presidencia de Donald Trump, lo que podría dificultar el camino hacia su aplicación.

Biden también pedirá al Congreso el jueves que le otorgue más poderes para incautar y encauzar bienes de oligarcas rusos.

Quiere que los legisladores declaren que es un delito penal “poseer consciente o intencionalmente beneficios obtenidos directamente de tratos corruptos con el gobierno ruso”, dupliquen la prescripción de lavado de dinero a 10 años y amplíen la definición de “crimen organizado” para abarcar los intentos de evadir sanciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here