¡Ahí vienen los Pumas!; van por el América el sábado

Vencen con jerarquía al Saprissa y ahora se concentran en vencer a las Águilas en liga

0
537

CIUDAD DE MÉXICO.- Juan Ignacio Dinenno pertenece a ese universo de jugadores que tienen un solo lenguaje: el gol. Si el delantero de Pumas se encuentra bien físicamente, es capaz de hacer sonreír a muchos.

Dinenno está de regreso, después de superar lesiones e incluso una operación de nariz en diciembre pasado. En la Concacaf se volvió a encontrar consigo mismo y en esta llave de octavos de final ante el Saprissa fue factor en el pase de Pumas. Hizo tres de los seis goles con los que vencieron al equipo costarricense y promete estar en plataforma de despegue. Tras la actuación de hoy, su afición espera que termine por devorar al América en dos días.

Llegaba la cita del juego de vuelta con el marcador empatado, aunque con la marcada ventaja de Pumas como local. La espina dorsal de Pumas es dura, no se le nota fisura. De la defensa al medio campo hay una conexión y con Dinenno aceitado el final de la ecuación es exitoso.

Arturo Palermo Ortiz abrió el marcador desde su recorrido de defensa central sumado al ataque en un tiro de esquina. Es parte del sello del equipo que, convencido de su superioridad, permitió que el Saprissa fuera creciendo.

Así, vino el empate de los ticos en el segundo tiempo, cuando Ryan Bolaños pegó de aire un balón a la esquina de Julio González. Ante esa amenaza de parálisis, los Pumas respondieron con furia.

Andrés Lillini no permitió que el juego entrara en zozobra y mandó cambios adecuados para que a falta de 15 minutos se resolviera el rompecabezas. Todo gracias a Dinenno, que ejerció de mariscal, con dos goles y uno más de Rogerio.

Los Pumas solventaron con limpieza el juego en Concacaf y ahora, desatados, van por el América que llega cabizabajo y con más ganas de perder para echar a Solari. Los Pumas están dispuestos a ayudarles.