Enrique Galván Ochoa | Dinero

El realismo del embajador Salazar
Un banco generoso

Estaba en la preparatoria cuando con otros compañeros nos sumamos a la manifestación de apoyo a Cuba convocada por el general Lázaro Cárdenas. Si la memoria me ayuda, era día de clases, a mediados de abril de 1961. Con emoción lo vimos trepado en un vehículo, a mitad del Zócalo, llamando a los mexicanos a solidarizarnos con Cuba que en esos días sufría la invasión de Estados Unidos. (Fidel, Fidel, qué tiene Fidel que los americanos no pueden con él).

Fue una manifestación pacífica, los granaderos vigilaron que no ocurriera nada desagradable. Convocaron a otro mitin para la siguiente semana, que supuestamente también encabezaría el general Cárdenas. Corría la versión de que preparaba una expedición armada para apoyar a Fidel. No apareció el general, pero sí decenas de granaderos repartiendo macanazos y chorros de agua. Corrí hacia la Catedral, habían cerrado las rejas. Ahí me agarraron unos uniformados, me pegaron un culatazo en la cabeza, me subieron a una julia y me tiraron en algún lugar sobre San Juan de Letrán. Llegué descalabrado a mi casa con mi suéter verde de Carlos Import’s, de Ensenada, manchado de sangre.

La represión fue salvaje, como para aquietar los ánimos de los potenciales expedicionarios. Ahí comenzó mi entendimiento del laberinto de las relaciones diplomáticas. El presidente Adolfo López Mateos simpatizaba con la revolución cubana (llegó a decir soy de izquierda dentro de la Constitución), pero había que evitar el enojo de los gringos. La fórmula: México apoya 100 por ciento a Cuba… menos el porcentaje (80 por ciento o más) que incomode a Estados Unidos.

Egoteca

Fidel Castro gestó en México su movimiento y ya como jefe del gobierno regresó en 10 ocasiones. Su primera estancia ocurrió en 1979, a invitación del entonces presidente José López Portillo. En la egoteca de todos los presidentes prianistas no falta una foto a su lado. Andrés Manuel López Obrador no alcanzó fotografía, pero sí, y muchas, con su heredero Miguel Díaz-Canel. Lo ha abrumado con tantas distinciones. Hizo un llamado a Estados Unidos a que cese el bloqueo económico y el mal trato a Cuba. Por instrucciones de López Obrador México votó en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas del 23 de junio pasado una resolución en la que pide el fin del bloqueo, la cual se sumó a otras 28 adoptadas anualmente desde 1992. Esta vez tuvo 184 votos a favor, dos en contra (Estados Unidos e Israel) y tres abstenciones (Colombia, Brasil y Ucrania). Difícil que Estados Unidos cambie su posición después de la derrota de Afganistán.

Foto
Realismo

El nuevo embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, puso una dosis de realismo: Respetamos la soberanía de México, dijo. Entonces, la posición de Estados Unidos es que en Cuba vamos nosotros a seguir luchando para la democracia de Cuba y la gente de Cuba, pero desde la perspectiva mía lo más importante es que Estados Unidos y México estén enfocados más en las cosas que podemos hacer y no nos podemos distraer de lo que tenemos que hacer ahora y lo que tenemos que hacer ahora es trabajar en las cosas donde podemos hacer bastante, bastante progreso. Ese es the name of the game para la próxima reunión de López Obrador con Biden. El embajador habló en Tabasco, donde se reunió con el gobernador Carlos Manuel Merino, remplazo del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, en la Quinta Grijalva, ni más ni menos.

Banco generoso

Sabemos que te hicimos pasar un mal domingo, dice BBVA a sus clientes. Se refiere a la caída del sistema del domingo 12 de septiembre. Queremos compensarte por ello. La compensación consiste en que compren algo. Si tienes una tarjeta de débito física de BBVA recibe una bonificación de 1 por ciento en todas tus compras y de 2 por ciento usando una tarjeta de débito digital. Y si tienes una tarjeta de crédito física, acumula el doble de puntos en todas tus compras y el triple usando una tarjeta digital. La compensación sólo era válida ayer.

Twiteratti

En Televisa hablan una y otra vez del sismo de 1985, pero no hablan mucho del sismo de 2017. ¿Acaso no quieren recordar que utilizaron la desgracia del colegio Rébsamen para ganar audiencia con su montaje de Frida Sofía, niña que nunca existió?

@Lopezramon7

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa

Correo: galvanochoa@gmail.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here