AMLO entra al quite
Reforma fiscal sin aumento de impuestos

“El multimillonario mexicano Carlos Slim se convirtió en el primer accionista individual del Grupo The New York Times después de aumentar su participación de 8 a 17 por ciento”, anunció la Agencia France Press a principios de 2015. El (entonces) segundo hombre más rico del mundo y magnate de las telecomunicaciones ejerció su opción de recompra de 15.9 millones de acciones ordinarias, clase A, a un precio unitario de 6.3572 dólares cada una, informó AFP con base en lo publicado por el mismo diario. Después de esta operación, Slim será propietario de 27.8 millones de acciones, es decir, cerca de 16.8 por ciento del grupo de prensa que reúne a The New York Times y su filial internacional homónima (International New York Times). Slim dijo que se trataba de una inversión exclusivamente financiera y no tendría ninguna influencia en la línea editorial. Sin embargo, le ha causado dolores de cabeza.

La tragedia

En octubre de 2016, Donald Trump acusó que los informes periodísticos publicados por ese diario, donde se revelaban supuestas conductas sexuales inapropiadas por parte del entonces candidato, eran impulsados por el empresario mexicano que buscaba favorecer a la aspirante demócrata Hillary Clinton en su carrera por la Casa Blanca. Ya como presidente, trascendió otra situación de tirantez con Slim. Ahora, en la información publicada por el diario sobre la tragedia de la línea dorada, aparece el dato de que Carso, la empresa del grupo Slim, tenía dinero, pero no experiencia en la construcción de trenes. La lectura del extenso artículo revela mucha mala leche de los editores contra su socio, o ex socio, a quien se ha otorgado un contrato en el Tren Maya. El texto reparte culpas entre los jefes de Gobierno Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum, pero es discreto con Miguel Ángel Mancera, aun cuando ocultó información sobre el mantenimiento de la ruta siniestrada. No tiene motivos para tener simpatías por la actual administración capitalina. Alrededor de 20 funcionarios que lo acompañaron en su sexenio están presos o son buscados por la policía por delitos diversos. Quieren poner a pelear a Ebrard con Sheinbaum (la jefa de Gobierno de la Ciudad de México). Ellos quisieran eso, quisieran que se pelearan Marcelo, Claudia, Tatiana (Clouthier), Juan Ramón de la Fuente, Esteban Moctezuma, etcétera, porque los conservadores están muy menguados, no hay dirigentes del conservadurismo; pero en el flanco izquierdo hay (líderes) hasta para prestar. Los conservadores apuestan a que nos fraccionemos, pero se van a quedar con las ganas. Ese fue el comentario del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la publicación del diario estadunidense y lo que ha desatado; de paso, mencionó los nombres de los personajes que tiene en mente para la ”grande”. ¿Faltan más?

Reforma fiscal sin aumento

El Servicio de Administración Tributaria informó que presentará en septiembre, con el nuevo periodo de sesiones del Congreso de la Unión, una reforma fiscal con la que pretende aumentar la recaudación sin que implique incremento de impuestos. Al cierre contable 2020, fue de 3 billones 338 mil millones de pesos, un aumento nominal de 137 mil millones respecto a lo juntado un año antes. La jefa del SAT, Raquel Buenrostro, explicó que el objetivo es que se junte 2 por ciento del producto interno bruto y que haya mayor eficiencia administrativa. El PIB, medido en dólares, es de un billón, aproximadamente. Desde luego, ni remotamente existe la idea de gravar el consumo de alimentos ni medicinas, como intentaron hacerlo Vicente Fox y Felipe Calderón.

La conexión al futuro aeropuerto

Aleatica, antes OHL México, será la encargada de construir las vialidades que conecten el Circuito Exterior Mexiquense con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, para lo cual invertirá 3 mil 900 millones de pesos. El proyecto incluye un paso a desnivel para ingreso y salida de la terminal, la conexión con la autopista Chamapa-Lechería y un ramal que conectará con la autopista a Querétaro.

Twiteratti

Nadie se opone a las aspiraciones de tener una buena vida. Sin embargo, lo aspiracional es el consumo de ciertos productos como símbolos de superioridad. Tener no nos hace mejores.

@fabriziomejia

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa

Correo: galvanochoa@gmail.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here