Así operan los mercados accionarios este martes 4 de mayo de 2021. (Shutterstock)

Los mercados accionarios en Wall Street y México se unieron al saldo negativo este martes a nivel global cuando el declive de algunas de las grandes compañías opacó una nueva ronda de ganancias corporativas y comentarios de Janet Yellen, cayeran como balde de agua fría entre los inversionistas.

El Promedio Industrial Dow Jones recompuso y ganó 0.06 por ciento, a los 34 mil 133 puntos; el índice S&P 500 perdió 0.85 por ciento, a las 4 mil 157 unidades y el Nasdaq retrocedió 1.88 ciento, a los 13 mil 633 puntos.

El menor apetito por riesgo provino del mercado de capitales, en donde por segunda sesión consecutiva se observa debilidad en empresas del sector tecnológico que se habían visto favorecidas por la pandemia. Apple, Tesla y Amazon cayeron cuando Pfizer informó que aumentó la fabricación de medicamentos y elevó sus pronósticos de ingresos derivados de la vacuna junto con CVS Health.

Analistas de Grupo Financiero Banorte señalaron que existe preocupación de que los altos precios de las materias primas presionen márgenes de empresas, mientras que por el contrario, las acciones de las empresas productoras de estas mostraron avances.

A las 10:00 horas, los mercados recibieron una oleada de agitación cuando la secretaria del Tesoro de EU, Janet Yellen, dijo que las tasas de interés podrían tener que subir modestamente para evitar que la economía estadounidense se sobrecaliente debido a niveles más altos de gasto público, sin especificar un marco de tiempo.

“Puede ser que las tasas de interés tengan que subir un poco para asegurarnos de que nuestra economía no se sobrecaliente”, dijo Yellen en una entrevista con el Atlantic grabada el lunes que se transmitió en la web el martes. “Podría causar algunos aumentos muy modestos en las tasas de interés”.

Los comentarios de Yellen, expresidenta de la Reserva Federal, se producen en medio de un debate sobre si la serie de gastos gubernamentales propuestos y aprobados por el presidente Joe Biden podrían impulsar un aumento en presiones de precios. Tanto la administración como los funcionarios de la Fed han desestimado constantemente las preocupaciones sobre la aceleración de la inflación. Han argumentado que los aumentos de precios esperados este año serán en gran medida transitorios y que el Banco Central tiene las herramientas para contener cualquier efecto persistente.

En datos económicos, la balanza comercial estadounidense estuvo en línea con los estimados del Mercado y mostró un déficit de 74 mil 400 millones de dólares.

Estos datos muestran que el déficit se ensanchó a un nuevo récord en marzo, ya que el valor de las importaciones aumentó a un nuevo máximo. Los pedidos de fábricas estuvieron ligeramente por debajo de los estimados y aumentaron 1.1 por ciento. Sin incluir los gastos de defensa superaron las estimaciones y crecieron 1.2 por ciento.

En cuanto al virus, el Reino Unido está discutiendo levantar las medidas de confinamiento en siete semanas. Por separado, en Estados Unidos las reglas sobre el uso de cubrebocas se están relajando tanto a nivel federal como estatal, con el proceso de vacunación todavía avanzando, aunque a un menor ritmo. Por el contrario, la situación en India sigue deteriorándose, con los estimados apuntando a un pico en el número de casos a mediados de mayo.

Los inversionistas también se mantienen atentos a la tensión comercial con China, de las cuales destaca recientemente una posible ley que dificultará la inversión en los países europeos, así como sanciones similares a las propuestas por Estados Unidos.

Para el caso de las bolsas mexicanas, estas siguieron las caídas globales de las principales plazas bursátiles en una sesión que además tuvo disponibles datos del Inegi.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) retrocedió 0.37 por ciento, a 48 mil 315 puntos. En tanto, el FTSE BIVA cayó 0.37 por ciento, a 989 unidades.

En cifras locales, se dio a conocer que la venta total al público de vehículos ligeros durante abril se ubicó en 83 mil 612 unidades. Las ventas crecieron a una tasa anual de 139.4 por ciento, siendo la segunda variación anual positiva consecutiva después de 12 meses de retrocesos.

Por otra parte, los indicadores Cíclicos Coincidente y Adelantado (SICCA) correspondientes al mes de febrero de 2021 mostraron una mejoría de la situación actual de la economía, así como de la perspectiva a futuro. El indicador coincidente, diseñado para ubicar a la economía de México en un punto específico del ciclo económico, mostró un incremento de 0.3 puntos después de haber caído dos meses consecutivos.

El gran crecimiento anual durante abril es resultado de un efecto matemático por la baja base de comparación, pues en este mes del año anterior las ventas al público cayeron a una tasa anual de 64.49 por ciento. A tasa mensual se observó una disminución de 12.5 por ciento, luego de que en marzo las ventas se incrementaron 16 por ciento con respecto a febrero.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here