La Comisión Federal de Energía (CFE) elevaría sus costos operativos al eliminar a los productores independientes de energía en su esquema de proveedores, advirtió el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

El instituto señaló que ellos representan el 36 por ciento de la electricidad total que se genera en México.

La reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) que fue publicada el 9 de marzo en el Diario Oficial de la Federación y que entró en suspensión definitiva por orden del juez segundo de Distrito Especializado en competencia económica, busca que disminuya la cantidad de energía que actualmente compra la CFE a los productores independientes de energía.

En un análisis, el IMCO estimó que entre 2021 y 2024, la CFE tendría costos adicionales de entre 141 mil 600 millones de pesos y 382 mil 800 millones de pesos a precios del 2020.

Los montos equivalen a 1 y hasta 2.6 veces el presupuesto de la Secretaría de Salud para 2021, que es cercano a 145 mil 400 millones de pesos.

“Estos costos representan una carga financiera que la CFE no puede ni tiene por qué asumir y que distraerá recursos que la propia empresa podría utilizar para invertir en áreas más relevantes y en las que es el único participante en el mercado, como las de transmisión y distribución de energía eléctrica”, advirtió el Instituto.

Señaló que un costo adicional de 382 mil 800 millones de pesos equivale a más de tres veces la inversión total en transmisión y distribución de energía eléctrica que la CFE planea realizar entre 2021 y 2024, que es de 114 mil millones de pesos a precios constantes, según su Plan de Negocios 2021-2025.

“El IMCO advierte que lo aprobado por los legisladores tendrá, entre otros aspectos negativos, costos asociados muy elevados para la propia CFE y para los mexicanos.

“Los costos adicionales para la CFE representan gastos innecesarios que no se presentarían en caso de que la empresa continuara comprando la energía producida por la iniciativa privada a los costos relativamente más bajos a los que este sector la genera”, señaló el IMCO.

Agregó que si se redujera la cantidad de energía que actualmente compra la CFE a los productores independientes de energía, la empresa tendrá que generarla por sí misma.

“De no hacerlo, la empresa productiva del Estado no podrá suministrar la electricidad que demanden los hogares y las empresas del país, lo cual tendría serias implicaciones para la economía nacional y el bienestar de los mexicanos”, advirtió.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here