LAUSANA, Suiza.- Ocho ciudades-sede de las 12 previstas para la Eurocopa (11 junio-11 julio) se han comprometido a acoger público en sus estadios, lo que deja en el aire qué ocurrirá con las otras cuatro (Bilbao, Múnich, Roma y Dublín), anunció la UEFA.

Esas cuatro ciudades restantes “tienen hasta el 19 de abril para suministrar informaciones complementarias sobre sus planes y se tomará una decisión final en esa fecha” sobre una eventual deslocalización de los partidos confiados a esas sedes, explicó la instancia que dirige el futbol europeo.

Este mensaje quiere decir que las ciudades representantes en la organización del torneo en nombre de Alemania, Italia, España e Irlanda se arriesgan a perder su estatus de sede. La UEFA exige desde mediados de marzo que cada partido de su torneo cuente con público en la grada.

Budapest, avanzada en su campaña de vacunación, aspira incluso a tener las gradas llenas siempre que “los espectadores satisfagan las estrictas condiciones de entrada en el estadio”.

El viernes, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, prometía que todos los ciudadanos que lo solicitaran estarán vacunados de aquí al inicio del torneo “y podrían participar en el evento con su tarjeta de vacunación”.

San Petersburgo y Bakú han prometido por su parte contar con un 50% de espectadores en sus gradas, mientras que Ámsterdam, Bucarest, Copenhague y Glasgow se han comprometido a tener entre un 25 y un 33% de espectadores en el estadio. Londres planea tener “como mínimo un 25%” en los tres partidos de la fase de grupos que tiene asignados y espera tener “una capacidad superior” para las dos semifinales y la final.

La UEFA dio de plazo a los aficionados hasta el 22 de abril para obtener los reembolsos de sus entradas, prometiendo “soluciones especiales” en caso de deslocalización de los partidos o de que los encuentros tengan que tener lugar finalmente a puerta cerrada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here