El gas natural nuevamente está recorriendo el oleoducto transfronterizo Nueva Era después de que las condiciones climáticas extremadamente frías impidieran que los proveedores de Texas abastecieran a México de combustible para calefacción y centrales eléctricas.

El flujo de gas a lo largo de Nueva Era llegó a cero el domingo por la noche y se reanudó el lunes tarde, dijo Mike Howard, director ejecutivo de la firma con sede en San Antonio Howard Energy Partners, que posee una participación de 50 por ciento en el gasoducto.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), el principal cliente del oleoducto, utiliza Nueva Era para trasladar el gas que compra en Texas hasta dos centrales eléctricas y la red de distribución en Monterrey.

Funcionarios de CFE declararon a Bloomberg que la paralización del gasoducto se debió a problemas con los proveedores Trafigura, Apache y ARM Energy.

Trafigura declinó hacer comentarios, pero Apache y ARM le indicaron a Bloomberg que sus operaciones en el campo se vieron afectadas por el clima extremadamente frío que se sintió en Texas esta semana, lo que resultó en fallas eléctricas para millones de personas en ambos lados de la frontera.

México ha recurrido al uso de combustibles de petróleo y carbón para satisfacer las demandas de energía en medio de la escasez de gas importado de Texas.

Los apagones prolongados han dejado partes de México sin electricidad durante días, comentó el miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador en una conferencia de prensa.

Hasta 4.77 millones de usuarios en el país se vieron afectados por los apagones el lunes por la mañana, pero la electricidad se restableció completamente el miércoles por la tarde.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here