Yaya fue víctima de acoso mientras jugaba una partida de Overwatch en PS4. Los insultos llegaron por PlayStation Network, pero las autoridades jamás se enteraron. Se convirtió en una de las más de las 9.4 millones de mujeres que –se estima– serían víctimas de violencia digital al año en México, y cuya denuncia se quedó para el anecdotario de las redes sociales.

Tras la partida en línea, el usuario “Static-X” convocó a sus seguidores a hostigar a la jugadora, quien rápidamente fue atacada con propuestas indecorosas y agresiones.

El staff de Blizzard Entertainment, la empresa desarrolladora del videojuego, bloqueó a los usuarios “Static-X” e “Icecolt38”, antes “ToxicMusic68”, según informó el videojuego en un comunicado, pero no pasó a mayores.

“Me mandó mensaje diciéndome que no sabía agarrar la cura y que me relajara, supongo que andaba muy valiente con su anonimato”, refirió Yaya, tras conocer el veredicto de la empresa.

El ciberacoso del que fue víctima apenas la semana pasada, forma parte de una cifra negra sobre violencia digital que ninguna autoridad ha plasmado desde el Módulo sobre Ciberacoso (Mociba), elaborado en 2019 por el INEGI, que se elabora cada dos años, y que estima que hubo 9.4 millones de mujeres víctimas y 8.3 millones de hombres, pero que podrían estar incrementándose desde que comenzó el confinamiento y con el aumento en el uso de las plataformas digitales.

La cifra es mucho muy superior a las denuncias por acoso sexual que sí son reportadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y que registró en 2020 un total de mil 65 casos, pero sin especificar detalles, 119 más que en 2019, con un aumento del 12.6 por ciento.

En el mejor de los casos, los números de la Policía Cibernética de la Ciudad de México refieren que en 2020 se tendría un registro de 3 mil 300 reportes de crímenes contra menores relacionados con el internet, que van de la mano con mil 200 casos de fraude detectados.

Mientras que, a nivel mundial, las redes sociodigitales son las que quedaron expuestas, pues, de acuerdo con la investigación realizada por Plan International, una de las principales organizaciones de defensa de los derechos de las niñas, en 2020, el 39 por ciento de los 14 mil jóvenes consultados dijo haber sufrido acoso en Facebook, en Instagram (23 por ciento), WhatsApp (14 por ciento), Twitter (9 por ciento) y TikTok (6 por ciento).

Consultada al respecto, Renata Díaz Barreiro, integrante del área de investigación de Early Institute, un think tank enfocado en mejorar la salud, cuidado y educación de la infancia, advierte que no por carecer de cifras oficiales de ciberacoso, se debe dejar de visibilizar el problema, el cual, consideró, “es una responsabilidad colectiva en la que se tienen que involucrar todos los actores de la sociedad”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here