Los tamales forman parte de la dieta matutina de los mexicanos.Cuartoscuro

Pese al confinamiento por el COVID-19 y el trabajo en casa, durante 2020 los mexicanos incrementaron su consumo de tamales en 15 por ciento, y de su complemento, el atole, en 19 por ciento, según reveló una encuesta de Kantar.

El estudio especificó que tres de cada 10 personas consumen tamales al menos una vez a la semana. El consumo de este alimento de maíz aumentó más en personas jóvenes de niveles económicos medios.

Pero el tamal no suele comprarse solito, el 16 por ciento de los consumidores suelen acompañarlo con un delicioso atole. Tan solo en 2020, la demanda de esta bebida de maíz se elevó en 19 por ciento.

Los tamales se eligen por placer o antojo, así como por su practicidad. Otra razón por la que se comen tamales es cuando se tiene hambre y se busca algo que nos sacie”, explicó Mariana Cruz, Out Of Home & Usage Food Manager de la División Worldpanel de Kantar México.

El informe de Kantar dice que el 55 por ciento de las ocasiones de consumo de tamales son por la mañana, mientras que un 39 por ciento de los aficionados al atole optan por disfrutarlo por las noches, al final de su jornada laboral.

Los hogares humildes, de la base de la pirámide son quienes destacan en el consumo de tamales, mientras que el atole o champurrado sobresalen en los mayores de 41 años.

“El fin de semana es cuando más se consumen los tamales y atoles, especialmente el domingo, ya que 20 por ciento de las ocasiones donde se comen los diferentes tipos de envueltos es en este día de la semana, así como 21 por ciento de las bebidas calientes de diferente sabores”, indicó Mariana Cruz.

Con información de Alejandra Rodríguez y Héctor Usla.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here