Es importante que te prevengas ante gastos imprevistos que puedan surgir durante la pandemia. Bloomberg

La pandemia puso en aprietos los bolsillos de los mexicanos y en algunos casos las personas tuvieron que romper el cochinito que era para ese ‘Acapulcazo’ de fin de año o para dar el enganche de un auto nuevo, una situación que convertirá a la cuesta de enero de 2021 en una de las más difíciles para las familias.

El próximo año está lleno de incertidumbre y es mejor estar preparados, por eso, planear tu presupuesto, revisar tus ingresos potenciales y fijar metas es algo que tienes que hacer ya, aunque, en realidad, lo ideal es que esta planeación se hubiera comenzado desde inicios de diciembre.

Con ayuda del “Manual para organizar las finanzas personales” de BBVA y de Rolando Talamantes, consultor financiero con experiencia en finanzas personales y pensiones, te damos estos 8 tips infalibles para evitar la cuesta de enero pandémica.

1. En qué punto se encuentran nuestras finanzas personales

Lo primero que debes hacer es elaborar un balance de tu situación económica. Este balance incluirá, al igual que los balances contables, cuáles son tus activos (ahorros, dinero y propiedades) y cuáles son tus pasivos (deudas y pagos que tienes que realizar).

Una vez que tengas ese balance confeccionado, deberás hacer una serie de proyecciones futuras sobre la evolución de tu economía, deberás evaluar los riesgos a los que estarás expuesto, por ejemplo, quedarte desempleado, agotar tus ahorros, aumento de deudas, necesidad de cambio de vivienda e, incluso, enfermar de COVID-19.

2. Si recibiste aguinaldo o un bono, separa una parte de ese dinero

En diciembre las personas que trabajan para una empresa o patrón reciben ingresos adicionales por concepto de aguinaldo, bonos o premios específicos por fin de año, la sugerencia en estos casos es separar una parte de ese dinero para los gastos que van a empezar con el año, por ejemplo, el pago del predial.

Para separar una parte de esos recursos, es importante que hagas un presupuesto de los gastos de inicio de año, sobre todo debes poner atención en el primer trimestre, ya que es un periodo en que suelen subir de precio algunos productos o servicios.

3. Haz una reserva del 20 por ciento de los ingresos que recibiste en fin de año

Además de separar una parte de los ingresos de fin de año, los expertos recomiendan que hagas una reserva de 20 por ciento de los ingresos que recibiste, la cual te va a servir para algún imprevisto que se te presente en los primeros meses o a lo largo del año, incluso, si te es posible, crece esa reserva a un 50 por ciento.

4. No caigas en trampas comerciales

Evita caer en lo posible en trampas comerciales, sabemos que en enero muchas tiendas departamentales, de autoservicio y tiendas de moda lanzan un sinfín de ofertas para vender sus mercancías, máxime ahora que tuvieron que cerrar en el Valle de México debido al semáforo rojo del 19 de diciembre al 10 de enero.

No caigas en las trampas promocionales, lo que buscan las empresas es que la gente adquiera algún producto, por eso, primero haz un acto de reflexión y pregúntate si en verdad necesitas ese “ofertón”.

5. Crea un fondo de emergencia

A diferencia de la reserva del 20 por ciento, un fondo de emergencia es una cantidad de dinero que vas a reservar, pero de manera más formal a través de cuentas bancarias y afines, el objetivo de ahorrar una parte de esos ingresos de fin de año formalmente es tratar de no recurrir a ese dinero a menos que exista una real emergencia.

Se recomienda que el fondo de emergencia debe cubrir de 3 a 6 meses de los gastos que harías en ese lapso.

6. Paga tus deudas y no suplas con deuda menores ingresos

Muchas personas sufrieron una reducción de su salario debido a la pandemia, pero, aunque se esté en esa condición, evita suplir los menores ingresos de tu trabajo con deuda porque eso va a generar circulo vicioso em el que no vas a terminar de pagar. Además, reconsidera gastos no prioritarios.

“Hay gente que por mantener el mismo nivel y calidad de vida va a seguir endeudándose y gastando a costa de caer en deudas excesivas que, incluso, puede ser de más del 50 por ciento de su salario mensual, entonces, la primera recomendación es tratar de quitarse las deudas”, señaló Talamantes.

7. Que sea tu última opción usar ahorros de tu Afore

Se recomienda a la gente que se quede sin empleo ver como última, pero última posibilidad, retirar recursos de la Afore por desempleo, esto debido a que, si bien son tus ahorros, se trata de dinero de largo plazo que si tocas en este momento te implicará una baja en tu ahorro con el que te pensionarás y se te reducirán semanas de cotización.

Tampoco es recomendable “meter mano” a la subcuenta de vivienda, ya que se tratan de recursos cuya naturaleza es la adquisición de un crédito hipotecario. Los expertos no recomiendan tomar recursos de un ahorro de largo plazo para cubrir deudas temporales que podrías cubrir con otros mecanismos.

8. Piensa dos veces antes de dar “tarjetazo”

El uso de tarjetas de crédito debe de ser para persona que, así como la utilicen, la paguen, no hay más. Hacer un uso responsable de la tarjeta de crédito, te evitará estar acumulando deudas o estar arrastrando deudas por años.

El tarjetazo no es recomendable si eres una persona que solo hace pagos mínimos, ya que ese modo de pago provoca un efecto negativo con respecto al tema del interés compuesto, es decir, aunque te esfuerces por pagar tu deuda de la tarjeta, esta no disminuye porque hay intereses negativos.

Por eso, si no tienes un ingreso seguro, evita las tarjetas de crédito, lo ideal en estos momentos pandémicos es no caer en ninguna deuda.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here