El Centro Histórico, en la Ciudad de México.Fuente: Cuartoscuro

La economía mexicana repuntará a 4.3 por ciento en 2021, estimó este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La previsión es mayor a la presentada en octubre del año pasado, donde expuso que el avance sería de 3.5 por ciento.

El resultado está apoyado en las mejores perspectivas para la economía de Estados Unidos, que se estima crezca 5.1 por ciento este año, 2 puntos más que lo previsto anteriormente, según el reporte Perspectivas Económicas Mundiales.

Hacia 2022, el desempeño económico de México aminorará su ritmo de expansión a una tasa de 2.5 por ciento, que se compara favorablemente con el 2.3 por ciento previsto en la edición de hace tres meses del Fondo.

Para Estados Unidos, también el pronóstico es un repunte del PIB de 2.5 por ciento.

“La fortaleza de la recuperación está proyectada varíe significativamente entre países, dependiendo del acceso a intervenciones medidas, la efectividad de la política de apoyo, la exposición a efectos colaterales entre países y características estructurales entrando a la crisis”, advierte el informe presentado desde Washington.

¿Y la economía mundial?
En medio de una excepcional incertidumbre, el FMI estima que la economía global crezca 5.5 por ciento en 2021 y 4.2 por ciento en 2022, una mejora en su pronóstico del presente año de 0.3 puntos porcentuales.

Con ello, se reflejan las expectativas del fortalecimiento de la actividad con la vacuna hacia finales del año, para recuperarse de una caída de 3.5 por ciento en el año recién terminado, una mejora de 0.9 puntos sobre el pronóstico de octubre.

“A pesar del alto y creciente costo humano de la pandemia, la actividad económica parece estar adaptándose a un contacto moderado; esto aunado a las medidas de política adicionales anunciadas a fines de 2020, especialmente en los Estados Unidos y Japón que se prevén brinden más apoyo en 2021-22 a la economía mundial, indican un punto de partida más sólido para las perspectivas mundiales 2021-22 de lo previsto en el pronóstico anterior”, explicó el organismo.

Sin embargo, el aumento de los contagios por COVID-19 a finales de 2020, incluidas las nuevas variantes del virus, cierres de actividad productiva nuevamente, problemas logísticos con la distribución de vacunas y la incertidumbre sobre la aceptación, son contrapuntos importantes a las noticias favorables por lo que advierte un largo camino por hacer en los frentes de la política económica y sanitaria para limitar los daños persistentes de la grave contracción de 2020 y garantizar una recuperación sostenida.

Para las economías avanzadas, las proyecciones indican un repunte del PIB de 4.3 y 3.1 por ciento en 2021 y 2022, respectivamente, con un fuerte impulso estimado por parte de España, Francia y Estados Unidos con tasas de 5.9, 5.5 y 5.1 por ciento.

Las economías emergentes verán una recuperación de 6.3 por ciento y 5 por ciento en 2021 y 2022, sobre todo por los países asiáticos en donde se anticipa un repunte de 8.1 y 11.5 por ciento en China e India en este año y de 5.9 y 6.8 por ciento en el próximo año.

En América Latina, los pronósticos son de una recuperación del PIB de 4.1 por ciento, luego de una caída de 7.4 por ciento en 2020. México tendrá un repunte de 4.3 por ciento y Brasil de 3.6 por ciento.

Recuperación de México, a dos velocidades y ambas dependen de EU
La recuperación de la economía mexicana va en dos velocidades ligadas a lo que ocurre en EU, por un lado, el incremento de las exportaciones impulsa su crecimiento, mientras que la demanda interna permanece sujeta a lo que ocurra con los estímulos económicos adicionales que podrían ser un riesgo externo, alertó Gita Gopinath, directora del departamento de Análisis del FMI.

“Si vemos el efecto acumulado entre 2020 y 2021 en la recuperación, podemos ver que permanece muy por debajo de los niveles de 2019 y le tomará más tiempo para regresar a los niveles de pre-COVID. Eso es lo que tenemos para México en este momento”, apuntó la especialista.

El FMI estima que Estados Unidos regrese a los niveles de prepandemia en este 2021, luego de mejorar 2 puntos porcentuales sus proyecciones a un incremento de 5.1 por ciento y para el 2022 su proyección es de 2.5 por ciento.

Así como hay diferencias en la recuperación entre México y Estados Unidos, el FMI identifica una gran divergencia en la velocidad de recuperación entre los países del mundo. Para las economías avanzadas, en general se estima una recuperación más rápida.

“Se espera que más del 50 por ciento de los mercados emergentes y las economías en desarrollo que estaban convergiendo hacia economías avanzadas con ingresos per cápita durante la última década diverjan durante el período 2020-2022”, expuso.

Al interior de América Latina también hay diferencias en los ritmos de la recuperación, dependiendo de las políticas de apoyo y la aplicación de la vacuna para controlar la pandemia de COVID-19 y, con ello, levantar los cierres de actividades económicas.

“Hay números muy altos de contagios en esta área, de muertes y las vacunas, aunque ya sabemos que han comenzado a distribuirse, aún el panorama permanece incierto”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here