La mayoría morenista en la Cámara de Diputados, fieles lacayos del Presidente de la República, aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación para el próximo año sin cambiarle una coma. No se tomaron en cuenta las propuestas de la oposición, no valieron argumentos, ni advertencias por los recortes brutales al gasto público, a pesar de que México atraviesa por una terrible crisis económica y sanitaria.

Y no se trata de exagerar, hagamos un recuento rápido de lo que aprobaron los diputados de la 4T, con base en la información de la propia Cámara de Diputados.

Desde que llegó López Obrador a la Presidencia de República, se recortaron los recursos al campo en más del 40%, los campesinos no son prioridad del Presidente.

El programa de infraestructura de agua potable, alcantarillado y saneamiento presenta una disminución de 600 millones de pesos, esto es 22% menos.

No se contempla ningún apoyo a las pequeñas empresas, que son las generadoras de la mayoría de los empleos del país, el cierre de negocios está provocando una tremenda pérdida de empleos.

No se considera en el presupuesto ningún programa de apoyo a la vivienda, así las cosas.

Los graves problemas de educación, como pagos pendientes, mejores salarios y prestaciones para los trabajadores, fortalecer la infraestructura escolar, entre otros, deben esperar mejores tiempos, prácticamente es el mismo presupuesto.

Lo increíble, no se contempla presupuesto para la adquisición de vacunas contra el covid-19. El pésimo manejo de la pandemia que en unos días llegará a 100 mil fallecimientos y más de un millón de contagios, la única esperanza para detener esta tragedia es la vacuna contra el covid-19 y resulta que los Diputados de morena no aprobaron ni un centavo para su compra.

Se eliminan los apoyos en materia de seguridad pública, cero recursos para botas, uniformes, patrullas, armamento y demás equipo.
El programa de Salud materna, sexual y reproductiva, sufre una disminución real del 20% en términos reales, esto es 500 millones de pesos menos.

Disminuyen los recursos en un 16 %, para atender el Cáncer de mama y se eliminan 330 millones de pesos para refugios para mujeres víctimas de violencia.

La mayoría de los diputados de morena aprobaron un presupuesto que incrementa los montos para sus programas clientelares, con la idea de ganar las próximas elecciones, calculan que, si a un joven le dan su beca y al adulto mayor su apoyo, son 2 votos seguros.

Los recortes presupuestales afectan gravemente a Estados y municipios, limitarán su capacidad de respuesta a los reclamos ciudadanos por servicios básicos, como agua potable, electrificación, drenaje, pavimentación, alumbrado público, vivienda.

Como a todos los Estados del país, a Durango no le fue bien, viene un recorte de mil millones de pesos en participaciones federales y en mantenimiento de caminos y carreteras.

La desaparición de los Fideicomisos ha dejado en el desamparo a artistas, atletas, científicos, proyectos educativos. Ya no existe el Fondo de Desastres Naturales (Fonden). Las intensas lluvias y la irresponsable decisión de dirigir el agua de las presas para inundar a los más pobres, a los indígenas y salvar a Villahermosa, para después abandonar a su suerte a cientos de miles de familias tabasqueñas. Son más de 10 días de vivir entre aguas pestilentes, los reclamos están subiendo de tono ante la insensibilidad de un Presidente de la República que no ayuda ni a sus paisanos.

Los platos rotos los pagaremos todos, porque este Presupuesto de Egresos, no está concebido para elevar el nivel de vida de los trabajadores del campo y la ciudad, sacrifica el desarrollo económico por el control político y profundizará la violencia, la desigualdad y la pobreza, hoy tenemos más de 10 millones de pobres.

El próximo año es la oportunidad para detener el retroceso del país y apoyar a candidatos que sean verdaderos representantes del pueblo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here