La Administración de Donald Trump ha roto este jueves el acuerdo alcanzado con el programa de CBS 60 Minutes, encabezado por la periodista Lesley Stahl, y ha publicado la entrevista completa y sin editar en Facebook antes de la transmisión programada para el domingo. El mandatario ha justificado la acción sin precedentes para que “todo el mundo pueda ver lo falsa y manipulada que era la entrevista”. En el encuentro grabado el martes en la Casa Blanca la entrevistadora presionó a Trump sobre temas como el aumento de casos de coronavirus en la mayoría de los Estados, el retroceso en el apoyo de las mujeres de los suburbios a su candidatura y el vago plan sanitario con que quiere reemplazar la ley sanitaria de su antecesor, Barack Obama, popularmente conocida como Obamacare.

“Miren el prejuicio, el odio y la mala educación en nombre de 60 Minutes y CBS”, escribió Trump en el tuit en que enlazaba el link a la entrevista subida a Facebook. Estaba previsto que el martes el presidente estadounidense y Stahl conversaran solos durante un primer bloque, y luego se les uniría el vicepresidente Mike Pence. Sin embargo, 37 minutos después de arrancar el programa, el mandatario republicano dio por concluida la entrevista de manera abrupta. Como se puede ver en el vídeo, Trump estaba irritado por la manera en que la veterana y reputada periodista estaba conduciendo la conversación. “Lo primero que me dijiste fue ¿estás listo para preguntas difíciles? Esa no es forma de hablar, no es forma de hablar”, le espetó el republicano.

La CBS lanzó un comunicado después de la publicación del vídeo sosteniendo que la decisión sin precedentes de la Casa Blanca de ignorar el acuerdo “no disuadirá a 60 Minutes de proporcionar sus reportajes completos, justos y contextualizados en los que los presidentes han participado durante décadas”. En un momento de la entrevista, después de que Trump lanzara una batería de acusaciones infundadas contra Biden y al expresidente Obama, Stahl le aclaró: “Esto es 60 Minutes y no podemos poner cosas que no podemos verificar”.

Durante la conversación, Trump cargó intensamente contra su rival demócrata y su hijo Hunter Biden por una información no confirmada que publicó New York Post, un medio que accedió a correos electrónicos y otros materiales digitales provenientes supuestamente de un ordenador propiedad del hijo del candidato al que tuvo acceso a través del exalcalde de Nueva York y abogado de Trump, Rudy Giuliani. El mandatario también descalificó a los medios y los acusó de estar protegiendo al exnúmero dos de Obama. Cuando Stahl le hace ver que su discurso son ataques tras ataques, el republicano le contesta: “No es ataque, es defensa. Es una defensa contra los ataques”.

La CBS confirmó que el próximo domingo emitirá el programa especial de 60 Minutes, donde además de publicar la entrevista con Trump y otra realizada a Mike Pence, por separado, también estarán Biden y su compañera de fórmula, Kamala Harris.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here