BERLÍN, Alemania.- El Bayern Múnich se verá obligado a comenzar la nueva temporada de la Bundesliga alemana a puerta cerrada, debido a una tasa de infección creciente del nuevo coronavirus en la capital bávara.

Las autoridades de la ciudad de Múnich anunciaron esta decisión el jueves, bloqueando las intenciones del flamante campeón de Europa de autorizar la presencia de siete mil 500 aficionados en el duelo del viernes en el Allianz Arena contra el Schalke 04.

Sería una mala señal dejar entrar a espectadores a los estadios deportivos dadas las cifras actuales”, declaró el alcalde de Múnich, Dieter Reiter.

Los responsables políticos alemanes dieron el martes luz verde a los clubes de la Bundesliga para permitir el regreso parcial de aficionados a los estadios, pero siempre y cuando la tasa de contagio en cada región fuese inferior a 35 por cada 100 mil habitantes.

Sin embargo, la cifra para Múnich era este jueves de 47.6 por cada 100 mil habitantes.

Mientras el vigente campeón deberá comenzar sin apoyos en las gradas, un número reducido de espectadores se espera para asistir a otros partidos de la Bundesliga en toda Alemania en este primer fin de semana de campeonato.

“No puedo dejar entrar a miles de aficionados a los estadios al mismo tiempo”, indicó el regidor muniqués, quien reconoció que comprende la frustración que pueden padecer los aficionados al Bayern, así como el propio club.

El entrenador del Bayern, Hansi Flick, aceptó la noticia producida un día antes del inicio del camino del club bávaro hacia un noveno título de la Bundesliga consecutiva.

“Debemos protegernos y sacar lo mejor de la situación”, estimó el técnico.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here