De finales de febrero al primero de julio de este año inversionistas extranjeros retiraron del mercado de deuda gubernamental el equivalente a 17 mil 170 millones de dólares.

El saldo total de deuda en manos de foráneos era de 1.82 billones de pesos o 79 mil 974 millones de dólares al pasado primer de julio, lo que implicó que se retiraran 391 mil 370 millones de pesos (17 mil 170 millones de dólares) respecto al saldo del 21 de febrero, día en el que la deuda del gobierno en poder de extranjeros registró su mejor nivel en lo que va del año, según los registros del Banco de México (Banxico).

La cifra de julio representa además el menor monto desde el 6 de febrero de 2014 en pesos, mientras que en dólares es el menor monto desde enero de 2012, cuando sumó 79 mil 946 millones.

El saldo se contabiliza con la suma de la tenencia de Bonos, Udibonos, Cetes, Bondes y Bondes D en posesión de extranjeros, y donde los Bonos representan el 89 por ciento del total de la deuda gubernamental.

En la última minuta de la reunión de política monetaria de Banxico, los miembros de la junta de gobierno del organismo reiteraron su preocupación por la salida de capitales en el mercado de deuda, que hasta el 25 de junio de 2020 era de más de 13 mil millones de dólares.

SE PERDERÍA GRADO DE INVERSIÓN

Amín Vera, economista en jefe de BW Capital, indicó que los inversionistas ya están considerando la pérdida del grado de inversión, por lo que se siguen dando estas salidas de capital extranjero en el país.

“Para los actores relevantes del mercado internacional, México ya no es una economía con fundamentales sólidos, y esta salida es el mecanismo más evidente de en qué medida están ya incorporando la posibilidad de un impago, de una renegociación en los términos de la deuda y/o de la capacidad del país para seguir pagando los montos acordados”, indicó.

El directivo señaló que las decisiones de la actual administración han mermado la confianza de los inversionistas extranjeros, lo que se ha reflejado en los flujos de capital negativos.

“A estas alturas ya resulta cansado hacer un compendio de las pifias y señales con las que la administración federal ha venido ahuyentando a los capitales extranjeros, que veían a México como un destino potencial de inversión, pues ha habido ya un cambio cualitativo en la percepción que tienen en el exterior con respecto del tipo de gobierno que representa la 4T”, consideró Vera.

Para analistas de Intercam, los recortes a la tasa de referencia por parte de Banxico pueden ser otro factor que desincentive a los inversionistas foráneos.

“La reducción de tasas de interés en México también contribuye a reducir el atractivo de activos de deuda mexicano a nivel global, pero es importante considerar que los recortes a la tasa en México se dan de la mano de recortes similares en dimensión en el resto del mundo; esto mantiene las tasas relativamente altas aún en escenarios de mayores recortes por parte de Banxico”, indicaron economistas de la institución en un reporte.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here