El Toro Alvarado iba como sublíder de goleo del Ascenso MX. Foto: Twtter @CFCorrecaminos

CIUDAD DE MÉXICO.- El delantero mexicano Alberto Alvarado fue goleador en Finlandia y de ahí probó fortuna en Bielorrusia. Más tarde aceptó el reto de mudarse a Ciudad Victoria, Tamaulipas, para romperla con los Correcaminos de la UAT y esperar que un equipo de la Liga MX se interesara en su carta.

El Toro no contaba con la desaparición de la Liga de Ascenso y ahora espera que el equipo de la UAT lo requiera para la futura liga. Su contrato expira en diciembre y su preocupación es que el 95% del plantel tendrá elementos menores de 23 años y Alvarado tiene 31.

No me arrepiento de regresar a México”, comenta Alberto Alvarado, quien no quita el dedo del renglón en aquello de jugar en el máximo circuito del balompié mexicano. “Yo me fui de México por falta de oportunidades, con la espinita de no jugar en primera”.

Alvarado llegó al club Jaro de Finlandia y de ahí pasó al Zaria Balti de Moldavia con modesta participación. Fue en el Oulu finlandés en el que se convirtió en líder de goleo con 28 anotaciones.

Aprendí mucho, idiomas (finés e inglés), otra cultura, distinto futbol y la oportunidad de mostrarme como goleador”.

También conoció a la que se convertiría en su mujer.

Su traslado al Neman Grodno de Bielorrusia no fue lo esperado.

Sólo dos jugadores hablaban poco inglés, apenas siete partidos en la cancha y un técnico llamado Igor con el que sólo crucé unas 15 palabras durante mi estancia. No fueron mis tiempos”.

Alberto recibió la invitación por parte de los Correcaminos para probar suerte en la Liga de Ascenso, algo que aceptó con gusto, “pues era el momento de mostrarme en México y hacer lo necesario para que un equipo de la Liga MX se fijara en mí”, explica el Toro Alvarado, quien en la temporada inconclusa iba de sublíder de goleo con cinco anotaciones, dos menos que Roberto Nurse, de los Mineros.

El equipo iba de sublíder, yo estaba haciendo goles y de pronto se aparece el coronavirus. El último partido ante Zacatepec (1-2) ya lo jugamos a puerta cerrada. Después nos enteramos que no habrá más Liga de Ascenso, que muchos jugadores quedarán desempleados y que se viene una liga en la que los mayores de 23 años tendremos serios problemas”, comenta.

Alvarado se encuentra en solitario en Ciudad Victoria, su mujer tuvo la oportunidad de regresar a Finlandia, mientras que el futbolista espera los acuerdos de los hombres de pantalón largo.

Quisiera saber si los Correcaminos entrarán a la nueva liga y si la edad no será problema para quedarme”, señala.

El Toro aún tiene esperanzas de que un equipo de la Liga MX se interese en sus servicios, antes de volver a probar suerte en el Viejo Continente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here