Por unanimidad, el Congreso del Estado aprobó las reformas al Código Penal del Estado, con la finalidad de castigar el delito de usura de uno a siete años de prisión y de esta manera prohibir los cobros excesivos de los prestamistas en estos momentos que los duranguenses han visto afectada su economía por la pandemia del Covid-19.

De esta manera, los integrantes de la Sexagésima Octava Legislatura consideraron que frente a la crisis económica que se vive en la actualidad, muchas personas se ven obligadas a recurrir a créditos económicos abusivos sin importar el interés, arbitrariedad que se busca eliminar con las adecuaciones avaladas en la sesión ordinaria.

Con las adecuaciones los diputados apoyan a los sectores más vulnerables, ya que se precisa que los réditos o lucros no deben ser superiores a las tasas de interés bancario autorizadas a la fecha de la celebración de los actos jurídicos.

También se establecerá una multa de 72 hasta 648 veces la Unidad de Medida y Actualización al que cometa el delito de usura en la entidad, mismo que daña la economía de los duranguenses.

Además, se agregan dos agravantes al delito, que consiste en incrementar la pena a quien se aproveche del estado de la necesidad económica de otra persona para realizar el delito y a quien por si o por tercero haga uso de la violencia psicológica o física, intimide o de cualquier forma coaccione la finalidad de obtener el usufructo de la actividad ilícita.

A través de las reformas al ordenamiento jurídico se plasma que el monto de la reparación del daño en caso de la comisión del delito de usura será, por lo menos, igual a la ventaja económica o de los intereses devengados en exceso o de ambos según sea el caso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here