Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.Cortesía de Presidencia

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó este miércoles que exista una ruptura con el sector empresarial, aunque dijo que no estaba de acuerdo con su propuesta para reactivar la economía.

“No hay ruptura. Sencillamente no estamos de acuerdo con el plan de rescate que ellos proponen porque consideramos que debemos primero atender a los más necesitados, a los de abajo, y que no debemos endeudar al país. Ellos sostienen que se debe contratar deuda”, explicó.

López Obrador reiteró que tiene comunicación permanente con los empresarios y que, prueba de ello ,es que se ha reunido con varios de ellos en los últimos días.

Asimismo, señaló que la mayoría de ellos cumple con la recomendación de no despedir a trabajadores y de mantener sus salarios durante la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19.

Asimismo, destacó que el primer empresario en comprometerse con no despedir a trabajadores fue Carlos Slim, mientras que a esto se han unido Alberto Baillères y Germán Larrea, así como líderes empresariales de Monterrey, entre otros.

Añadió que se ha hecho el compromiso de que la Secretaría de Salud analice rigurosamente qué firmas pueden seguir operando durante la contingencia, así como la devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) lo más pronto posible y el otorgamiento de créditos a pequeñas y medianas compañías.

El domingo, el presidente presentó un plan de reactivación para hacer frente al impacto económico en el país derivado de la emergencia por la pandemia de COVID-19.

AMLO sostuvo que reiniciará pronto la recuperación económica en México, y expuso que la fórmula que se está aplicando para remontar la crisis transitoria es la suma de tres elementos: mayor inversión pública para el mayor desarrollo económico y social; empleo pleno, y honestidad y austeridad republicana.

Entre las medidas del Gobierno para reactivar la economía están la creación de 2 millones de nuevos empleos en nueve meses; no aumentar impuestos ni crear nuevos; bajar sueldos de altos funcionarios (desde subdirectores y hasta el mandatario federal), así como eliminar sus aguinaldos; reducir el gasto de publicidad del Gobierno; entre otras.

El martes, los 12 organismos que integran al CCE realizaron una reunión virtual junto a cámaras y organismos de la confederación, donde más de 4 mil empresarios discutieron alternativas sobre cómo podrían apoyarse, toda vez que el Gobierno les ‘cerró la puerta’.

Una de las varias propuestas de reactivación económica del CCE es diferir el 100 por ciento de las contribuciones a la seguridad social para el sector de la hotelería, aviación, turístico y de restaurantes, así como diferir pagos de impuestos de empresas hasta por 90 días y sin ningún interés.

Sobre este último punto, el presidente del Consejo dijo que la propuesta es que los pagos diferidos se hicieran en 12 mensualidades en 2021.

No obstante, AMLO ha rechazado la propuesta de diferir el pago de impuestos y cuotas al IMSS debido a que esto afectaría la recaudación, según apuntó este miércoles.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here