Wall Street opera este jueves con ganancias mínimas a pesar de que el Departamento del Trabajo dio a conocer que 6,64 millones de trabajadores presentaron solicitudes de ayudas por desempleo la semana pasada en Estados Unidos, su máximo histórico por segunda semana consecutiva. A pesar de los malos datos, la Bolsa de Nueva York, que arrancó con pérdidas moderadas, presentaba avances a unos minutos de la apertura: el Dow Jones ganaba un 0,4%, el S&P un 0,7% y las tecnológicas del Nasdaq un 0,6%.

El zarpazo del parón económico por el coronavirus está golpeando al desempleo de una manera sin precedentes en la historia de la primera potencial mundial. Antes de la pandemia, el récord histórico de solicitudes de desempleo fue de 695.000 en octubre de 1982. La semana pasada el Departamento del Trabajo dio a conocer que 3,3 millones de trabajadores habían pedido la ayuda, cuatro veces mayor a la última marca. Este jueves los datos han duplicado a los últimos y acumulan casi 10 millones de estadounidenses en dos semanas.

Wall Street selló este martes su peor trimestre desde 2008, cuando estalló la Gran Recesión: el S&P 500 cayó un 20%, su mayor retroceso trimestral en 12 años, y el Dow Jones un 23%, el peor dato desde 1987. Y la tendencia sigue a la baja -algo que se podría romper en esta sesión-, mientras los analistas prevén que los vaivenes no se van a suavizar a corto plazo. Goldman Sachs, uno de los grandes bancos de inversión del mundo, prevé que el desempleo en Estados Unidos alcanzará el 15%. Las últimas cifras oficiales publicadas son de febrero, cuando se encontraba en el 3,6%, un rango que se conoce como pleno empleo.

Los precios del del petróleo se dispararon un 30% hasta los 26,98 dólares por barril después de que el presidente estadounidense Donald Trump anunciara en Twitter una posible tregua entre Arabia Saudita y Rusia en su guerra de precios y tras un informe sobre los planes de China de comprar crudo para sus reservas estratégicas. El mandatario sostuvo que ambos países podrían recortar entre 10 a 15 millones de barriles en la producción para atajar los precios. “Si eso ocurre sería una GRAN noticia para la industria petrolera y del gas”, escribió el republicano.

La curva de contagios y muertes por la pandemia continúa al alza. Estados Unidos ya registra 216.722 casos casos y más de 5.100 muertes, según los datos de la Universidad Johns Hopkins. Los expertos calculan que la principal economía del mundo verá el pico de la curva dentro de dos semanas. Trump ha dicho que calculan que el país volverá a lo normalidad los primeros días de junio, pero el panorama es incierto. El fin de semana la Casa Blanca extendió las medidas de restricción hasta el 30 de abril y cerca del 96% de los estadounidenses viven en territorios cuyos gobernadores recomiendan quedarse en casa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here