La depreciación que el peso ha sufrido en los últimas semanas, como efecto de la pandemia de coronavirus, aumentará el costo de algunos proyectos prioritarios para el gobierno, como la refinería Dos Bocas.

El proyecto ubicado en Tabasco aumentaría su costo en 23.3 por ciento si se toma en cuenta el momento en que se anunció y el tipo de cambio actual, toda vez que la mayoría de los contratos se firman en la moneda estadounidense.

En mayo pasado, el gobierno federal anunció que el proyecto tendría un costo máximo de 8 mil millones de dólares, en ese momento equivalente a 154 mil 400 millones de pesos a un tipo de cambio de 19 pesos por dólar. Sin embargo, con la depreciación del peso, el costo de la refinería sería de 190 mil 400 millones de pesos, tomando en cuenta el tipo de cambio en que se cotizó el dólar el martes, de 23.8 pesos por billete verde.

Especialistas y calificadoras han asegurado que el proyecto no podrá estar finalizado en tres años y que el presupuesto estimado por el gobierno federal está muy por debajo del necesario que podría ser de entre 12 mil y 14 mil millones de dólares, tomando como base proyectos similares.

Dos Bocas también se enfrenta a otro obstáculo: el bajo precio en que se comercializan los productos petrolíferos y la poca demanda que hay en el mercado. Para el segundo trimestre, se espera una baja de entre 15 y 20 por ciento como efecto del coronavirus.

“Aún así tuvieras la refinería ya lista y operando a nivel de élite, la estrategia más racional sería pararla. Esta estrategia muestra una desconexión con lo que está pasando a nivel global tanto en el mercado de crudo como de derivados”, dice Adrián Calcaneo, director de Midstream y Líquidos para América Latina de IHS Markit.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here