La Comisión Federal de Electricidad (CFE) colocó un bono amortizable por 900 millones de dólares en los mercados de Formosa de Taiwán y Luxembourg Stock Exchange de Luxemburgo.

Esta es la segunda vez que la eléctrica nacional acude a los mercados en lo que va de la actual administración federal. La operación se realizó el martes 4 de marzo.

El bono fue colocado a un plazo de 30 años, es decir, vence en marzo de 2050. El instrumento otorga a los inversionistas un rendimiento al vencimiento de 4.05 por ciento anual.

Según la información distribuida por la compañía, el bono tuvo una sobredemanda de 34 por ciento y contó con participación de inversionistas de Dinamarca, Suiza, Francia, Reino Unido, Singapur, entre otros. El agente colocador principal fue HSBC Bank (Taiwan) Limited.

El bono obtuvo la calificación BBB+ emitida por la agencia calificadora S&P Global Ratings, Baa1 por parte de Moody’s Investors Service y BBB por parte de Fitch Ratings.

“Con esta transacción, la CFE se mantiene como un emisor mexicano recurrente en el mercado de bonos internacionales, consolidando su presencia en los mercados de renta fija y ratificando la confianza de los inversionistas en la empresa, a pesar del entorno de alta volatilidad que predomina en la actualidad, al alcanzar el monto más alto que se haya obtenido en dichos mercados y acceder a la menor tasa de interés respecto de todas sus emisiones anteriores”, afirmó la compañía en un comunicado.

Con los recursos de la colocación, informó la CFE en un comunicado, se realizará el pago de Proyectos de Infraestructura Productiva de Largo Plazo (Pidiregas) bajo el esquema de obra pública financiada para incrementar su capacidad instalada de generación y transmisión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here