Los restos humanos hallados en municipios aledaños a Iguala se encuentran contaminados, razón por la cual se ha retrasado su identificación y no se puede determinar si pertenecen a los 43 jóvenes desaparecidos de la normal rural de Ayotzinapa.

Así lo expresó este jueves el vocero y abogado de los padres de los estudiantes, Vidulfo Rosales, luego de la reunión que sostuvieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador y la Comisión de Búsqueda, que dirige el subsecretario para Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas.

Los restos serán llevados a Innsbruck, Austria, aunque aún no se envían porque “sufrieron una infectacción (sic) por estar en cuevas. No pueden avanzar -¿están contaminados?- hay que descontaminar”, dijo ante medios al término de la reunión con el mandatario mexicano.

El vocero de los padres de los normalistas adelantó que, de ahora en adelante, se realizarán reuniones mensuales con el titular del Ejecutivo, y se fijó un calendario, estableciendo para el próximo 5 de marzo el siguiente encuentro.

Durante la reunión del pasado 9 de enero, Vidulfo Rosales dio a conocer que los restos serían analizados por especialistas tanto mexicanos como extranjeros, y de confirmarse que pertenecen a los jóvenes estudiantes, sería desestimada la llamada ‘verdad histórica’.

De confirmarse la hipótesis, los restos no habrían sido llevados al basurero de Cocula, sino que habrían sido separados el 26 y 27 de septiembre y llevados a los municipios de Mezcala, Huixuco, Taxco y Pueblo Viejo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here