El Washington Post suspendió a una reportera luego de que tuiteó una liga hacia un artículo que hablaba sobre las acusaciones de violación presentadas hace años contra Kobe Bryant

WASHINGTON.- El Washington Post suspendió a una reportera luego de que tuiteó una liga hacia un artículo que hablaba sobre las acusaciones de violación presentadas hace años contra Kobe Bryant, en el día en que el exastro de la NBA falleció en un accidente de helicóptero.

Decenas de periodistas del diario criticaron la decisión.

La reportera Felicia Sonmez publicó su tuit el domingo, en momentos en que mucha gente se mostraba apesadumbrada por el deceso de Bryant. De inmediato, Sonmez obtuvo respuestas iracundas en las redes sociales.

El Post informó que Sonmez recibió incluso advertencias de que sería asesinada o violada, y tuvo que mudarse a un hotel, luego que se reveló en internet su domicilio.

De acuerdo con el diario, Sonmez borró el tuit original a petición de un editor. Recibió también un correo electrónico del editor ejecutivo Marty Baron, quien le reprochó: “Fue una falta verdadera de criterio tuitear esto. Por favor detente. Estás dañando a esta institución al hacer esto”.

Sonmez compartió el correo con un reportero de The Associated Press.

El Post informó que Sonmez recibió licencia para ausentarse con goce de sueldo, mientras los jefes de la redacción analizaban lo ocurrido. Una vocera del diario no respondió a una serie de preguntas sobre el mensaje de Baron.

El lunes por la noche, Sonmez dijo que sigue suspendida y que desconoce cuánto durará la licencia. Añadió que ha estado en comunicación con el sindicato Washington Post Newspaper Guild, y que podría reunirse pronto con su directiva.

Miembros de la asociación gremial protestaron contra la suspensión. Destacaron que Sonmez había “recibido una andanada de mensajes violentos” y “había recibido parámetros insuficientes del Post sobre la forma de protegerse”.

Entendemos que las horas posteriores a la muerte de Bryant el domingo eran un momento delicado para compartir un reportaje sobre acusaciones pasadas de agresión sexual”, escribieron los miembros del sindicato. “La pérdida de una figura tan querida y de muchas otras vidas es una tragedia. Pero creemos que es nuestra responsabilidad, como organización noticiosa, decir al público toda la verdad como la conocemos _sobre figuras e instituciones, populares e impopulares, en momentos oportunos e inoportunos”.

El polémico tuit llevaba a un artículo publicado en 2016 por el Daily Beast que se titulaba “El preocupante caso de violación de Kobe Bryant: La evidencia de ADN, la historia de la acusadora y la confesión a medias”.

En 2003, Bryant fue acusado de violar a una joven de 19 años que trabajaba en un complejo turístico de Colorado. El basquetbolista insistió en que las relaciones sexuales fueron de mutuo acuerdo, y los fiscales retiraron finalmente el cargo de agresión sexual, a petición de la acusadora.

La mujer presentó después una demanda civil contra Bryant, en la que se llegó a un arreglo extrajudicial.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here