La extorsión a las empresas del país se ha incrementado en los últimos años y eso podría estar repercutiendo en su actividad económica, especialmente en la región sur donde una de cada cinco empresas ha sufrido de este delito, de acuerdo con el reporte de economías regionales de Banxico.

El estudio reveló que las empresas en la región sur fueron las más afectadas, donde 18.7 por ciento indicó haber sufrido chantaje o extorsión en el primer semestre del año, cifra que registra un alza desde el 7.1 por ciento de la primera mitad de 2018.

En contraste, 6.4 por ciento de las empresas del norte que tuvieron problemas por este delito, y del 7.4 y 7.7 por ciento en las zonas centronorte y centro, en cada caso.

“La inseguridad pública es, en opinión de las fuentes consultadas por el Banco de México, uno de los principales factores que limitan el crecimiento de la actividad económica regional”, señaló la institución en su reporte.

Indicó que los directivos empresariales entrevistados han señalado de manera creciente desde hace varios trimestres que los problemas de seguridad pública afectan la actividad de las empresas, ya que con frecuencia generan un deterioro del ambiente de negocios y un aumento en sus costos de operación.

Los datos sugieren que el delito de extorsión impacta de manera negativa en la actividad de las empresas no manufactureras, en particular en la región sur, afectando sus ventas e ingresos, donde la incidencia de ese delito ha mostrado una trayectoria ascendente en los últimos tres semestres

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here