Un F-16 belga, en una imagen de archivo. MARK CUTHBERT GETTY IMAGES

Las autoridades francesas han informado que un F-16 belga ha chocado este jueves por la mañana en un área poblada en el oeste de Francia y que uno de sus pilotos ha quedado atrapado en una línea de alta tensión. Un portavoz regional de la Bretaña ha explicado que el aparato ha impactado entre las localidades de Pluvigner y Landaul, a unos 700 kilómetros de la frontera entre Francia y Bélgica pero a solo 40 de la base naval de Lann-Bihoué, hacia donde se dirigía el avión.

El mismo portavoz ha explicado que uno de los pilotos ha sido rescatado ileso, mientras que trabajadores de los servicios de emergencia están trabajando para rescatar al segundo. Los dos lograron eyectarse antes de que el caza en el que viajaban acabara estampado contra el suelo. El área donde ha impactado ha sido evacuada y un portavoz de la policía ha explicado que no hay que lamentar daños personales. Al menos cien agentes rodean el lugar del accidente.

Las fuerzas aéreas belgas han confirmado que el F-16 despegó de Florennes (Bélgica) y se dirigía a la base naval de Lann-Bihoué, en la Bretaña. “El piloto y su copiloto han sido localizados vivos”, afirman. Por otro lado, la prefectura de Morbihan ha confirmado el accidente, que ha dicho se produjo a las 10.38 de la mañana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here