El país registró un aumento de 2 por ciento en migración familiar y 74 por ciento en migración humanitaria.

La migración permanente en México aumentó 17 por ciento en 2018, a 37 mil personas, ubicándose en el Top 10 de los países en donde hubo un crecimiento más acelerado en los flujos de migrantes en el último año según cifras preliminares de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

En total, los países de la OCDE recibieron cerca de 5.3 millones de nuevos migrantes permanentes durante 2018, un incremento de 2 por ciento respecto a 2017, que muestran un cambio en la tendencia luego de dos años a la baja —en 4 por ciento cada año—, según el reporte “Perspectivas de la Migración Internacional 2019”.

Dentro de lo que se identifica como migración permanente, entre los países de la OCDE el éxodo familiar representó el 40 por ciento de los nuevos migrantes y permaneció como el canal más importante. La migración de libre movimiento fue la segunda más relevante, representando 28 por ciento, seguida de la humanitaria y la laboral, que representaron el 14 y 11 por ciento, respectivamente.

En México, con cifras al 2017, disminuyó la migración laboral en 38 por ciento a 5.2 mil migrantes; pero hubo un repunte en la migración familiar en 2 por ciento a 15.7 mil migrantes y la migración humanitaria saltó 74 por ciento a 3.1 mil migrantes.

Con estos movimientos, México estuvo entre los cuatro países de la OCDE que recibieron significativamente mayor flujo de migración humanitaria en ese año, con un aumento del 74 por ciento, seguido del 40 por ciento en Francia y 30 y 25 por ciento en Reino Unido y Australia, respectivamente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here