CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador alcanzó en Villa Alta, Oaxaca, la mitad de su gira por los hospitales rurales del sistema IMSS Bienestar, para evaluar las condiciones de los inmuebles y plantear posteriormente la estrategia para reforzarlos.

Durante esta gira ha visitado los hospitales en los estados de Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Hidalgo, Puebla, San Luis Potosí, Zacatecas, Coahuila, Durango, Michoacán, y Estado de México.

Los directores de la mayor parte de los hospitales han expuesto que los equipos con que cuentan están descontinuados o cumplieron su vida útil, y carecen de medicinas y de materiales de curación.

También han exigido la construcción de albergues para recibir a los pacientes y a sus familias, o bien la ampliación de las ya existentes, pues cuando fueron construidos la población que atendían era menor.

A lo largo de la gira lo ha acompañado el gabinete federal de salud en su totalidad, incluyendo al secretario de Salud, y los directores del IMSS, del ISSSTE y del recién creado Instituto de Salud para el Bienestar.

En esta gira por hospitales rurales el presidente ha recorrido cerca de 6 mil 500 kilómetros por carretera, en su mayoría locales y en ocasiones por brechas, y en jornadas de hasta 12 horas de camino.

JORNADA DE FIESTA
El presidente bajó de su vehículo en varios puntos de San Cristóbal Lachirioag, para platicar con un grupo de niños; y a la entrada de San Ildefonso Villa Alta, fue recibido por autoridades que le pidieron ayuda para reconstruir la iglesia.

A partir del ingreso al pueblo caminó hasta el hospital rural, en un recorrido de unos dos kilómetros en el que estuvo acompañado de una banda que tocó a lo largo de la caminata, mientras eran lanzados cohetones.

En su recorrido con los pobladores de Villa Alta, estuvo acompañado del gobernador Alejandro Murat.

Villa Alta se encuentra a cinco horas de carretera de la capital del estado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here