DAYTON.- El autor del tiroteo que dejó nueve muertos en Dayton, en el estado estadounidense de Ohio, era un hombre blanco de 24 años y su hermana se encuentra entre las víctimas mortales, informó la policía.

El tirador era Connor Betts, un hombre blanco de 24 años”, dijo Matt Carper, asistente del jefe de la policía de Dayton, en una conferencia de prensa.

Betts tenía antecedentes de violencia y había amenazado a compañeros de clase en la secundaria, dijeron autoridades, aunque la policía dijo que hasta el momento no hay indicios de que haya actuado por motivaciones racistas.

Sin embargo, los investigadores no excluyen ninguna hipótesis, ya que aún están en la fase preliminar de la investigación, añadió Richard Biehl, jefe de la policía de Dayton.

El joven, equipado con un chaleco antibalas y un rifle de asalto, abrió fuego en una zona de bares y ocio de Dayton alrededor de la 01H00 del domingo.

HISTORIAL VIOLENTO
La cadena CNN también reportó que Betts tenía un historial de amenazas contra mujeres que lo habían rechazado.

Varios medios informaron que una vez el joven fue removido de un autobús de la escuela secundaria por la policía.

Además de los problemas en el colegio, Betts había recibido varias infracciones de tránsito por conducir a velocidad excesiva y violar otras normas vehiculares, dijo la policía.

El joven estudiaba sicología en una universidad comunitaria y trabajaba en un restaurante de la cadena Chipotle.

En su perfil en internet, Betts se describía, según los reportes, como una persona que “actuaba bien bajo presión. De aprendizaje rápido. Ávido por superar metas”.

Ninguno de sus antecedentes le impedía legalmente comprar el arma estilo rifle de asalto, que había sido modificada tras la venta, dijo el jefe de la policía.

El rifle había sido equipado con una carga mayor para disparar hasta 100 rondas. Fue comprado legalmente por internet a un vendedor en Texas y enviado a una tienda local de ventas de armas, indicó la policía.

Dejó nueve muertos y 27 heridos en menos de un minuto antes de ser abatido a tiros por policías que patrullaban el área.

Entre los fallecidos figura Megan Betts, hermana del tirador, confirmaron las autoridades.

La policía ha lanzado una investigación sobre su entorno y en las redes sociales para tratar de determinar las razones de su acto, pero se negó a “especular” antes de saber más.

Su hermana es la más joven de los asesinados, según la policía, que identificó a las otras ocho víctimas como tres mujeres y cinco hombres de entre 25 y 57 años.

Todos murieron mientras se encontraban en la calle.

La tragedia se produjo 13 horas después de otro tiroteo masivo el sábado cerca del mediodía en un concurrido centro comercial de El Paso, en la frontera con México, por el que han muerto 22 personas, entre ellos ocho mexicanos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here